“He experimentado desde el lado público y el privado la evolución a fuerza que ha sufrido la Industria”

Newletter 73 02Expresó en entrevista exclusiva, Olivia Pereira Valdés, empresaria, abogada, ex alumna de Derecho de la Universidad de Atacama y académica ad honorem del Departamento de Ingeniería en Minas que nos contó aspectos relacionados con su actividad con la contingencia y bueno con su vida aquí en la región de Atacama, en Copiapó.

Con 12 años de experiencia en el área medioambiental, la profesional se ha desempeñado como abogada de CONAF, CONAMA, Directora del Servicio de Evaluación Ambiental de la Región de Atacama y como Jefa de Proyectos Ambientales en 3AConsultores, liderando proyectos para Codelco Chile División Salvador, Atacama Kozan, CAP Minería, Mantos Copper, Nueva Atacama S.A, Vecchiola Ingeniería y Construcción, Econssa Chile, entre otros.

“Nací en Chañaral y a los 9 meses me fui a vivir al sur (Angol) y luego volvía a vivir a Copiapó en el año 1996 y de ahí me quedé estudiando aquí, entré a estudiar derecho en la UDA y de ahí también desarrollé casi toda mi experiencia laboral en la region”.

La mayor parte de esta vida profesional la ha desarrollado en el área ambiental-legal, ¿no es así?

“Inicié mi vida laboral en la Corporación Nacional Forestal (CONAF) de la Región de Atacama y ahí fue amor a primera vista dedicarme al area ambiental. Es un área específica, hay muchas temáticas, muchas variables y tienes que interactuar con varios tipos de profesionales. Toca interactuar, no sólo con pares abogados, sino que con muchos ingenieros, entre otros profesionales”.

¿Ésta no es la única actividad que ha desarrollado en el área jurídico-ambiental?

"Después de la CONAF, entré a trabajar a la CONAMA, que era el organismo ambiental que se encargaba de la evaluación ambiental de los proyectos grandes, que en general son los que se someten a evaluaciones de este tipo. El organismo, por un cambio institucional evolucionó al Servicio Nacional Ambiental y yo me desempeñé ahí como abogada y después estuve aproximadamente 3 años como directora del servicio”.

Esta experiencia posteriormente le llevó al hacia el sector privado donde actualmente forma la Consultora 3A.

“Después de cesar mi cargo en la administración, me dediqué a la asesoría privada, y en este marco formé la Consultora 3A, que evoca Asesoría Ambiental Atacama. Desde entonces que nos dedicamos, un grupo de profesionales a asesorar en en distintas temáticas ambientales y a distintos rubros de la Industria, construcción, el rubro sanitario y por supuesto la minería”.

En una región en donde el énfasis de la actividad económica está en la minería, considerando que toda actividad industrial interactúa y tiene consecuencias para el entorno en términos ambientales y con la comunidad ¿Cómo se va desarrollando esta dinámica en el marco jurídico?

“Antiguamente se pensaba que el abogado ambiental entraba cuando la empresa tenía que obtener un permiso o cuando tenía algún tipo de conflict, pero la verdad es que el tema ha evolucionado a tal nivel, en la asesoría ambiental, sólo una parte, es la asesoría legal, que está presente en el diario de las actividades; si no está considerado así, se está a un paso para que haya un mal desarrollo".

"He vivido y experimentado desde el lado público y el privado la evolución a fuerza que ha tenido que sufrir la industria, especialmente la minería en entender la nueva fórmula ambiental. Hay muchas visiones de la minería, pero creo que el cambio en la legislación o en rigor, la forma de aplicar la normativa ambiental de hoy en día evolucionó mucho más rápido de lo que las empresas se dieron cuenta”.

¿Se refiere a estándares internacionales que están tipificados, normados?

“Hay un estándar de internacional que también ahora abarca, ocupa y está inmersa nuestra propia legislación; por ejemplo con la entrada de la Superintendencia de Medioambiente cambio en la lógica de fiscalización, hay un organismo independiente que fiscaliza, que tiene amplias potestades, que además las sanciones son muy altas, que comienzan por el concepto de lo que ahorra en el incumplimiento, entonces la lógica está orientada hoy en día a cumplir y la parte ambiental, que antes era casi segregada un encargado de medio ambiente en una faena minera, por ejemplo. Hoy está presente -tal cual el concepto por ejemplo prevención de ya está enraizado, en este caso la minería-. Hoy en día el concepto de protección ambiental y legislación ambiental también están presentes, de lo contrario, vemos consecuencias graves como proyectos que no se pueden ejecutar o proyectos que para ejecutarlos se tienen que parar, o qué son sometidos a multas y sanciones altísimas".

"Esta evolución yo he tenido el privilegio de vivirla, y no es fácil, desde el desde el mundo de la consultoría tampoco. Hay una resistencia, pero lo que he experimentado, vamos vamos en caminados a paso lento, pero ya está la visión de que esto es una parte de lo que se tiene que cumplir como muchas otras cosas más y en ese sentido yo rescató que la Universidad de Atacama es visionaria en esto”.

Entendiendo que usted realiza una cátedra ad-honorem en el Departamento de Ingeniería en Minas de la UDA: ¿Cómo hace llegar este tipo de contenidos a sus estudiantes y cómo ellos se lo toman, cómo lo discuten estos fenómenos?

“Esto –la cátedra- se concretó a partir de la del desarrollo del Coloquio Minero el año pasado, qué fue un evento altísimo nivel qué género y coordinó la Universidad. En la ocasión nos vimos más expuestos porque este tema es trasversal, no sólo interesante, no sólo necesario y absolutamente actual".

"Me tocó a mí a exponer y a parte del equipo que integra la consultora. Ahí surgió la idea de generar estas clases y con mucho orgullo y felicitaciones puedo decir que se integra la variable ambiental desde la Cátedra de Relaciones Comunitarias desde el primer nivel para la carrera Ingeniería en Minas. Esto para mí es una oportunidad de mostrarle a los alumnos que el día de mañana van a integrar el mundo laboral, lo importante que es esto desde desde el nacimiento de sus conocimientos específico y es un aprendizaje de llevar un tema que puede ser muy denso, a un espectro muy educativo; por eso también es una oportunidad de aprendizaje, no sólo de lo que yo puedo entregar, sino que también lo que puedo recoger de ellos; así que estoy feliz con la con la oportunidad que me da la Universidad de Atacama y que agradezco mucho.”

El traspaso de conocimiento se produce desde lo cognitivo, pero considera también lo emocional, esta conciencia ambiental también forma parte de lo que transmite a sus hijos, considerando el eje del interés comienza en el fuero más personal. ¿No cree?

“Este tema tiene que nacer en una conciencia de una conducta, y ésta, entre más pequeños estén inmersos, es mucho más entendible desarrollarla".

"Les comentaba a los alumnos en la clase introductoria, siendo el mediomabiente todo nuestro entorno, ¿Cuál es nuestra participación o cuál es nuestra visión respecto de una actividad en particular? Ahí nos damos cuenta que la comunidad tiene distintos roles tanto activo, como pasivo, tanto interesados, como afectados y somos todos parte de un grupo o comunidad que tiene intereses diversos y que todos son legítimos".

"Entonces nuestro rol como parte de esa sociedad, en el papel que nos toque desempeñar, es relevante entenderlo desde el punto de vista de buscar una armonía en el desarrollo de todo y eso es importante a mí juicio, llevarlo desde desde la cuna hasta nuestros últimos días; si atendemos esto creo que podemos podemos evolucionar".

"Atacama, en lo personal, me dio vida, que son mis dos hijos, Nicolás y María Isidora y por supuesto me enraizó aquí; en la Universidad conocí a mi marido y formamos una familia y estamos afianzados en Copiapo, en nuestra region, no tenemos visión siquiera de irnos. Atacama, en especial, con las condiciones que vivió. Yo estuve aquí cuando pasó el aluvión y cómo era ver una ciudad prácticamente en el suelo. Creo que todos los que nos quisimos quedar y levantamos esto aún valoramos más nuestra tierra".

"Soy dichosa de entregar los conocimientos no sólo desde un punto de vista formal, sino también desde la experiencia y los sentimientos por supuesto ir entregando lo que yo sé a los alumnos”.

Desde la emoción hacia la actividad profesional. Usted formó 3A Consultora: ¿Cómo le ha impreso sus cualidades a todos los servicios que ofrece la empresa?

“La Consultora nació como una visión de desarrollar en la región ya el trabajo sobre la materia ambiental, entendiendo que no sólo tuve la experiencia sino también, sigo perfeccionándome en el ámbito. No había otra forma que continuar la asesoría ambiental, y ahí surgió la idea de formar esta consultora y la forma de hacerla realidad. Era un riesgo, un desafío, porque uno tiene una idea pero luego tiene que mantenerse en el tiempo. Nosotros estamos del 2013 a la actualidad, fue un riesgo que corrimos".

"La Consultora la formé junto con mi marido y hemos sido muy partners, nos complementamos, él trabaja en el área de ingeniería y también 3A está integrada por más profesionales, el abogado, Álvaro Espinoza, él tiene el tema de las Relaciones Comunitarias y Aguas, y un ingeniero ambiental, Felipe Donoso".

"Somos una empresa local y nuestro sello es lo personalizado de nuestro servicio. Buscamos satisfacer un objetivo más allá del conteo de las horas, nosotros buscamos dar soluciones de manera personalizada, que sea de alto nivel y que anule el mito de que sólo se encuentran buenas asesorías fuera de la región. Nuestro trabajo es serio, nuestro esfuerzo se ve reflejado en que seguimos prestando servicio después de tantos años. En eso trabajamos todos los días”.

¿Cómo la contingencia sanitaria cruza la asesoría y los requerimientos de la industria en material ambiental y jurídica? ¿Cómo ha cambiado el panorama?

“Hay un tanto de incertidumbre en el ámbito de la ejecución de ciertos proyectos, pero la industria no para y sigue teniendo los mismos compromisos, e incluso la industria que eventualmente paraliza, también debe seguir cumpliendo ciertos compromisos; y hoy la autoridad de fiscalización está muy enfocada en no dejar, con ocasión de esta Pandemia, mermada sus facultades, entonces están muy presentes en el tema".

"Desde el punto de vista de la ejecución de proyectos, no nos hemos visto tan afectados, porque tenemos transversalidad desde la planificación de proyectos, como también la asesoría de proyectos ya en ejecución, y estos no han paralizados sus obras, han disminuido sin paralizar, y en la medida que sigan funcionando van a requerir ciertos cumplimientos en los que nosotros estamos apoyándolos, asesorándolos y revisando”.

Entendiendo que el compromiso obliga en una industria cualquiera, en el supuesto que el trabajador a cargo de compromisos ambientales adquiere COVID, la faena que se viera afectada por este caso hipotético tendría que tener un plan de contingencia. ¿No es así?

“En la parte que tienen compromisos ambientales, la Superintendencia ha desplegado toda una obligación de reporte y de aplicación de planes de contingencia y emergencia asociados, en este caso, a la Pandemia. En efecto las empresas deben reportar semanalmente el desarrollo de sus operaciones y las alteraciones que con ocasión del COVID sufren en sus distintas operaciones y los planes de respuesta inmediata. Evidentemente cualquier persona que esté a cargo de un proceso crítico que pueda generar efectos, debe ser contenida su ausencia por parte del ejecutor. En otras palabras, si seguimos realizando nuestra actividad, tendremos que resguardar que se haga bien, y esto está muy fiscalizado ahora”.

De acuerdo a la situación que describe ¿Viene esto a producir una correlación entre la contratación de mano de obra local para muchos procesos industriales?

“Ahora hay una reestructuración que están generando algunas empresas y eso es muy complejo, pero desde el punto de vista de como se están organizando las empresas hay una incertidumbre que genera que la mano de obra en muchas empresas se vea mermada y ahí, en lo que nos toca ver tratamos de trasladar la idea que pueden hacerse ajustes, pero hay cosas que son imprescindibles y que sencillamente no podemos dejar de lado o no podemos cambiar su condición. Por lo menos en las empresas que asesoramos lo han entendido muy bien”.