Académica de la UDA participó en salvataje arqueológico para la revitalización de la lengua Ckunza

WhatsApp Image 2020-05-19 at 10.13.07Específicamente en el sector Quitor, en san Pedro de Atacama fue que la Dra. Elizabeth Torrico-Avila, perteneciente a VRIP, aportó al trabajo en conjunto que realiza Carabineros de Chile, la Policía de Investigaciones y la arqueóloga, Ana María Barón.

Específicamente en el sector Quitor, en San Pedro de Atacama fue que la Dra. Elizabeth Torrico-Avila, perteneciente a VRIP, aportó al trabajo en conjunto que realiza Carabineros de Chile, la Policía de Investigaciones y la arqueóloga, Ana María Barón.

La académica informó que fue “en febrero de 2020, cuando Carabineros de San Pedro de Atacama, solicitó apoyo arqueológico para extraer un esqueleto humano. Necesitaban levantarlo e identificar si era actual o arqueológico”.

LENGUA CKUNZA

Este aporte se enmarca dentro del Proyecto de Rescate de la Lengua Ckunza, detalló la académica de la UDA: “Como investigadora en el área debo conocer las prácticas lingüísticas que construyen y describen la cosmovisión Lickanantai. El ritual mortuorio, así como el ajuar mismo de la momia, y la ceremonia de levantamiento de los restos está compuesto por discursos con contienen palabras en lengua Ckunza. Estos últimos vestigios de la lengua deben ser rescatados y documentados ya que pertenecen al patrimonio e identidad de la comunidad atacameña”, explicó la Dra. Torrico-Avila.

QUITOR, SAN PEDRO DE ATACAMA

La arqueóloga Ana María Barón, comentó que “el lugar señalado, está ubicado a la salida de San Pedro de Atacama, hacia el Norte y muy cercana a la carretera, es un sector muy frágil por su accesibilidad desde el punto de vista arqueológico. El esqueleto estaba bajo una de estas rocas, totalmente revuelto, con solo restos culturales tales como un fragmento de cerámica, pedazos de textiles, trozos de madera, todo en pésimo estado de conservación”, acotó sobre esta reconstitución del salvataje de Quitor, como figura en el informe para la PDI, Carabineros y el Museo Le Paige.

CEREMONIA ANCESTRAL

Cabe señalar que “hay todo un protocolo entregado por Monumentos Nacionales y por el Consejo de Pueblos Atacameños  para el trato de su patrimonio y todo eso se respetó. La PDI y Carabineros, tambien saben eso, por eso llamaron a la arqueóloga y a mí antes de proceder al rescate”, comentó Elizabeth Torrico-Avila.

“Ante las instrucciones de Fiscalía de sacar este esqueleto, Carabineros procedió a su rescate bajo la dirección de la arqueóloga Ana María Barón. Previo a esto, se realizó una ceremonia para mantener las tradiciones atacameñas y que todo esté bajo las normas legales, tanto indígenas como del Estado chileno”, añadió la académica de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado (VRIP) de la UDA, pertenece al IICSE y presta servicios al Departamento de Idiomas de la Facultad de Humanidades y Educación de la UDA.

Por su parte la arqueóloga Ana María Barón, a cargo de este rescate puntualizó que “debido a su exposición y haber observado cómo se han extraído otros cuerpos en tumbas similares a la presente, se procedió al salvataje siguiendo los protocolos designados en Artículo 20 de la Ley 17.288 de Monumentos Nacionales. Una vez terminado el procedimiento, se trasladaron al pueblo los restos del esqueleto, para ponerlos en una caja y realizar el informe para entregar el salvataje al Museo Arqueológico del RP Gustavo Le Paige para que el esqueleto sea resguardado y finalmente estudiado por expertos”.