Si nunca ha hecho actividad física, ésta es la oportunidad de comenzar

rodrigo diazColumna: Rodrigo Díaz Guaita, Profesor de Educación Física –UDA, Magíster en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte-UPLA, Subdirector Depto. de Educación Física, Deportes y Recreación, Universidad de Atacama

Hoy, el mundo entero se encuentra bajo una amenaza sanitaria sin precedentes producto del síndrome respiratorio agudo grave SARS-CoV-2, COVID-19 o simplemente coronavirus. Claramente, es un período muy delicado que estamos viviendo y se torna mucho más complejo para aquellos grupos de riesgo (personas con hipertensión arterial, obesidad, diabetes, patología cardiovascular o cerebrovascular, también los inmunodeprimidos o los inmunosuprimidos).

Por otra parte, nadie puede discutir la enorme cantidad de beneficios que nos entrega la práctica habitual de actividad física cualquiera sea su modalidad. Y, si la persona que lo realiza posee alguna enfermedad, mucho mejor. Los médicos recomiendan realizar actividad física regular, esto es 30 minutos diarios durante 5 veces a la semana.

Hace unos días, el Ministerio del Deporte lanzó la campaña #EntrenaEnCasa para ayudar a las personas a realizar actividad física en tiempos de cuarentena entregando cápsulas con recomendaciones que se pueden encontrar en sus RRSS. La idea es que las personas que realizan actividad física regular sigan en esa senda.

Volviendo a los beneficios de realizar actividad física, el realizar ejercicios es una excelente forma de combatir la ansiedad y el estrés que nos produce el confinamiento y aislamiento social que estamos viviendo. Al realizar ejercicio, se libera una serie de hormonas causantes de las principales reacciones positivas del cuerpo cuando se ejercita. Todas estas hormonas, con diferentes efectos cada una de ellas, envían mensajes al cerebro del ejecutante provocando que el comportamiento sea distinto, inclusive, previo al inicio de su rutina. Entre las más comunes encontramos la adrenalina (hormona que genera euforia y fuerza), la serotonina (hormona del placer), la hormona del crecimiento y las endorfinas (neurotransmisores que envían señales al cerebro para que produzca la sensación de bienestar, de control, placer y de satisfacción).

Pero, ¿Qué se recomienda en estos tiempos de emergencia sanitaria?

• Si nunca ha hecho actividad física, créame, esta es la oportunidad de comenzar. El ejercicio le ayudará a mejorar su salud física y mental, pues la primera fortalecerá su sistema de inmunidad disminuyendo la posibilidad de contraer cualquier tipo de infección y la segunda, le servirá para disminuir o alejar el estrés que producen el bombardeo de tanta noticia -falsa o verdadera- y el estar confinado en su propio hogar por tanto tiempo.

• Rompa la rutina de “despertar y quedar desocupado”, y reduzca los tiempos de letargo físico; ayude en los quehaceres de la casa, recuerde que barrer, limpiar los vidrios o pasar la virutilla en el piso, también cuentan como actividad física.

• Haga los ejercicios de forma segura, divertida y según su propia condición física se lo permita. Si durante la rutina de ejercicios usted sufre alguna molestia, no la ignore, no queremos que se lesione. Además, evite realizar actividades que le sean muy repetitivas o demasiado exigentes.

• Hidrátese constantemente. Realizar actividad física involucra un aumento en la temperatura corporal y en la transpiración, por ende, un incremento en la necesidad de agua en nuestro organismo. El consumo de agua puede variar según la edad, el sexo, la intensidad y duración de la actividad física que se realice. No olvide que las altas temperaturas, la humedad ambiental y el tipo de ropa que utiliza también inciden en la ingesta de agua.

• Recuerde alimentarse sanamente. Consuma frutas, verduras, cereales integrales procedentes de grano entero (pan integral, pasta integral, arroz integral), legumbres, frutos secos, semillas, aceite de oliva, carnes blancas (pescado y pollo). Considere en su dieta lácteos bajos en grasa y en azúcares. Evite la comida chatarra y reduzca el consumo carnes rojas. Si no siente hambre, igualmente coma a sus horas y no se “salte” ninguna comida.

• Lávese las manos después terminar cada rutina o sesión de ejercicios. Recuerde que una de las principales vías de contagio se da por transmisión directa de los virus traspasados de mano en mano.

• Duerma, según sea su edad, las horas que correspondan, es decir ni más ni menos. Que no tenga nada que hacer en casa, o que los niños no estén asistiendo al colegio producto de la emergencia sanitaria, no significa que Usted- o ellos- puedan dormir todo el día. Para evitar esto trate de conservar las mismas prácticas en relación a los horarios de sueño que tenía hasta antes de llegada la pandemia.

Y recuerde #QUÉDATEENCASAYHAZEJERCICIOS