“Monitoreo del dominio lector en estudiantes de Enseñanza Básica será fundamental para evitar analfabetismo funcional”

DSC 0245Es una de las conclusiones que se dio a conocer en la socialización de estudio que contó con la presencia de profesores y director de la Escuela Abraham Sepúlveda de Copiapó, en el contexto del proyecto DIUDA que desarrolla la Facultad Humanidades y Educación y el Departamento de Educación Básica de la Universidad de Atacama (UDA)

La responsable de la investigación, académica Elizabeth Zepeda Varas fue la encargada de dar a conocer los resultados de la investigación, condensados en un informe denominado “La Relevancia de la Medición de la Calidad y Velocidad Lectora, Para Fortalecer los Niveles de Dominio Lector, en el Primer Ciclo de Enseñanza Básica”.

Sobre el trabajo, fruto del proyecto DIUDA 22360 18/21, que considera el estudio de dos establecimientos de Educación Básica de la ciudad de Copiapó, Elizabeth Zepeda explicó que “esta investigación contribuye a determinar cómo la medición y monitoreo del dominio lector proporciona información relevante a los docentes, la escuela y la familia, acerca de los niveles de lectura de los estudiantes. Toda esta información permite atender los requerimientos de cada estudiante, de acuerdo a los niveles alcanzados y las dificultades de enseñanza y aprendizaje en un curso y la escuela en el nivel medido”. Además agregó que esta investigación iniciada por la académica en el año 2015, está asociado a trabajo de tesis de Pregrado , de las estudiantes Thais Canivilo Sedán y Catalina Lillo Urrea y el trabajo colaborativo del académico David Cuadra Martínez.

MÉTODO

La Directora de la investigación explicó que “el método utilizado para efectuar el estudio, se basó en un diseño transversal con un muestreo no probabilístico en el que participaron 497 estudiantes de Educación Primaria de una región del norte de Chile, y 256 padres y apoderados de dos escuelas públicas. De los 497 estudiantes medidos, el 31,4% pertenecía a Segundo Básico, el 34,2% a tercero básico, mientras que el 34,4% restante a cuarto año básico; además se detalló que el 40,6% correspondió a mujeres y un 59,4 a hombres. El nivel socioeconómico de los estudiantes fue medio bajo. Mientras, de los apoderados encuestados, el 77,6% son madres, el 11,8% son padres, un 5,1% son abuelos y el 5,5% restante corresponde a otro tutor”. Los instrumentos utilizados fueron una encuesta sociodemográfica aplicada a los padres y apoderados y la prueba de la Fundación Arauco (2009), añadió la académica.

La profesora Zepeda planteó, a través del texto dado a conocer en la socialización, que dentro de las contribuciones de la medición y el monitoreo del dominio lector, se visualiza “que instalar la práctica de la medición y monitoreo del Dominio Lector en los establecimientos educacionales cambiaría de manera significativa la forma técnico-pedagógica de enfrentar los resultados obtenidos hasta ahora. Evidenciar los requerimientos y necesidades de acompañamiento para que el docente pueda desarrollar su labor pedagógica. Los alumnos que realizan un proceso lector exitoso tienen altos niveles de comprensión lectora, los estudiantes que durante la adquisición del proceso lecto-escritor se les ha fomentado la lectura, son lectores activos y comprenden lo que leen. Un establecimiento educacional que construye nutre y evidencia las acciones de su Plan Lector Institucional, moviliza a la comunidad y dialoga respecto de la relevancia de la lectura”, aseguró la académica.

CONCLUSIONES

El informe declara en 18 puntos las conclusiones finales respecto del Dominio Lector entre ellas se mencionan que los estudiantes que cursan segundo básico no debieran estar en la categoría de no lectores; además que de los 154 estudiantes de 2° básico en su Dominio Lector a la mitad del año lectivo, 21 estudiantes de este nivel se ubican en la categoría no lector.

De los estudiantes de los terceros años, 11 estudiantes son no lectores, en tanto 14 estudiantes se encuentran en la categoría de lectores silábicos, 29 lectores en la categoría palabra a palabra y 54 estudiantes, de los 163 alumnos medidos en 3° básico, están bajo lo esperado de acuerdo a las pruebas utilizadas, indica el compendio.

“En el nivel de cuarto año básico, un estudiante se encuentra en categoría no lector. (Estudiantes en categoría de lector silábico, 13 lectores palabra a palabra; 22 estudiantes de los 165 alumnos medidos en 4° básico están bajo lo esperado de acuerdo a las pruebas utilizadas…”, establece el estudio.

Entre las conclusiones también se hace referencia a la nueva composición de las aulas, “Especialmente, por la diversidad presente en las aulas respecto de cómo aprenden los distintos estudiantes, es imperativo la medición del dominio lector. Considerando a quienes el adquirir este proceso, requerirán de tiempos distintos”.

Una de las conclusiones que conduce a una acción directa es “reflexionar, medir y monitorear acerca de los niveles de dominio lector que debe alcanzar estudiante en el primer año básico, cambiará la historia al evitar que hayan alumnos no lectores en el segundo ciclo de Enseñanza Básica y lo más importante, disminuir la cifra de analfabetos funcionales”.

El estudio observa además que los métodos actuales privilegian la velocidad lectora por sobre la comprensión o dominio de lo que se lee: “La puntuación es relevante en la comprensión lectora y es que en la Investigación, 377 estudiantes no respetaron la puntuación en un texto, de 496 estudiantes medidos. Este resultado evidencia la importancia que se le otorga a la medición de la velocidad lectora, por sobre la medición del dominio lector”, asegura el estudio que encabezó la académica Elizabeth.

DIRECTOR

Por su parte, el Director de la Escuela Abraham Sepúlveda, Víctor Álvarez Bonilla, consideró el estudio como “tremendamente interesante, porque es la valoración que se nos está entregando a raíz de los resultados SIMCE que obtuvimos el año pasado, que obtuvimos muy buenos resultados, una variación en los distintos niveles que fue más importante que el número mismo y esto viene a corroborar el trabajo de la señora Elizabeth, que en realidad estaba todo muy hilado SIMCE-Proceso Lector de los alumnos

“A raíz de esto, para nosotros sería tremendamente importante realizarlo ya más planificado, mejor elaborado, con esas indicaciones que acaba de entregar la profesora Elizabeth Zepeda, para poder profundizar aún más en esta línea”, reconoció el director del establecimiento municipal que, a partir del año 2021, pasará a formar parte del Servicio Local de Educación Pública (SLEP).

IMÁGENES