Investigadores de la Universidad de Atacama afirman que “en el Cráter Gale de Marte no existe agua”

Marte google earth 2 recortadaDurante aproximadamente un año, un grupo de investigadores del Instituto de Astronomía y Ciencias Planetarias (INCT), en conjunto con un investigador de la Universidad Estatal de Arizona, estudiaron el Cráter Gale de Marte, para confirmar si realmente existe agua, tal como algunos expertos han señalado.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Atacama, pertenecientes al Instituto de Astronomía y Ciencias Planetarias, y un investigador de la Universidad Estatal de Arizona, estudiaron por aproximadamente un año el Cráter Gale, ubicado en Marte, confirmando que este cráter no fue un lago habitable, sino que fue llenado de lava por el Volcán Tyrrhenus Mons, el cual se encuentra en el planeta rojo. Dicha investigación, se realizó mediante el estudio de imágenes de alta resolución de la sonda de la NASA, Mars Reconnaissance Orbiter y fue publicada recientemente en la revista científica mundial, Journal of Volcanology and Geothermal Research.

METODOLOGÍA

El equipo de trabajo está conformado por el Director del Instituto de Astronomía y Ciencias Planetarias de la Universidad de Atacama, Dr. Giovanni Leone, y estudiantes del propio Doctorado en Astronomía y Ciencias Planetarias, Daniele Gasparri, Venkat Punjabi y Sangeetha Nandakumar, además del estudiante de Doctorado de la Universidad Estatal de Arizona, Vincenzo Cataldo.

El grupo de investigación trabajó por un año, siguiendo todos los caminos de lava desde el Cráter Gale, hacia los volcanes más cercanos que estaban alrededor, los cuales son Elysium Mons, Apollinaris Mons y finalmente Tyrrhenus Mons, siendo éste último el que llenaba de lava la superficie del Cráter Gale, según los investigadores.

Respecto a la metodología de trabajo, el Dr. Giovanni expresó que, “la forma de trabajo fue el análisis de imágenes, ya que, se tomaron registros de todo el camino, para ver si efectivamente la lava tenía continuidad y también nosotros para hacer más control, con un software hecho por la Universidad Estatal de Arizona, controlamos si efectivamente la lava puede caminar efectivamente por 2000 kilómetros, que esa es la distancia, que existe entre el volcán Tyrrhenus Mons y el cráter Gale y efectivamente puede lograr esta distancia. No fue solamente un análisis visual, también fue un cálculo matemático para ver si efectivamente podía llegar hacia allá”.

“Es fácil estudiar las imágenes, porque ahora tenemos un montón de datos de imágenes en alta resolución, en donde se puede ver algo que tiene 25 cm en la superficie de Marte, así que es muy fácil reconocer la lava en esos tipos de imágenes, además, nosotros podemos ver en cualquier mapa de marte el camino de la lava en la superficie del planeta, que va desde el volcán Tyrrhenus Mons, hacia directamente dentro del cráter Gale”, añadió el científico.

CURIOSITY

Por muchos años científicos han estudiado Marte, con el objetivo de descubrir si de verdad existe agua en su superficie, ya que eso permitiría establecer si se puede generar vida en el planeta. En este contexto, en el 2012, el robot “Curiosity” diseñado por la NASA, llegó a Marte, con el objetivo de recorrer el planeta rojo, para de esta manera, lograr obtener más información.

Gracias a este robot, el grupo de investigadores de la UDA y la Universidad Estatal de Arizona, pudieron estudiar el trayecto que recorre Curiosity. El director del INCT, destacó que “como se puede ver el camino que transita, vimos que el robot está exactamente sobre la lava, así que tomo exactamente el análisis de la lava que llevo desde Tyrrhenus Mons”.

RESPALDO CIENTÍFICO

Mediante el análisis geoquímico, tomado in situ por el Laboratorio de Ciencias de Marte, en diferentes ubicaciones del cráter, permitió a los científicos encargados de la investigación, interpretar estos datos y confirmar que la composición química de la sustancia que se encuentra en el Cráter Gale, coincide con la composición química de la lava.

Al respecto, el Dr. Leone, expresó que “es importante porque nosotros estamos demostrando que el fenómeno de los cráteres que llenan de lava es muy común en Marte y va a quitar la teoría muy vieja que todos esos cráteres pueden estar llenos de agua. El tema es que no hay lluvia en marte y ahora está confirmado con este nuevo análisis en el cráter Gale, que dice que todo es lava (…) Importante mencionar que el agua es vida, pero si no hay agua no hay vida, y si hay lava hay muerte, porque la lava va a quemar todo”.

Es importante destacar que la edad de las rocas basálticas en el piso del Crater Gale, coincide con la edad de formación del volcán Tyrrhenus Mons. “Con el método Potasio/argón, se puede descubrir la antigüedad del terreno, y esto permitió confirmar que la edad de la lava que está adentro del cráter es exactamente la misma edad de actividad del volcán Tyrrhenus Mons”, explicó el Dr. Leone.

APORTE MUNDIAL

Según el Dr. Leone, la contribución que brinda esta investigación, al mundo académico a nivel mundial es enorme: “Primero es un aporte de tipo científico de nivel mundial, segundo eso va a aumentar el conocimiento, de contribución de la Universidad de Atacama al estudio de Marte y al conocimiento general del planeta rojo, también eso puede empezar nuevas colaboraciones internacionales, y obviamente eso va a aumentar el prestigio de nuestra Universidad. En el futuro queremos seguir investigando, porque todavía no descubrimos todo, además yo envié nuevos nombres de volcanes que necesitan ser reconocidos por el Servicio de Geología de Estados Unidos, así que se hablaría de un volcán que tiene nombre, no de algo desconocido, por lo que, estamos esperando nuevas cosas”, enfatizó el docente.

Finalmente, el Director de Investigación de la UDA, Dr. César Echeverría, manifestó que, “es de gran importancia que la investigadores y alumnos del Doctorado de Astronomía y Ciencias Planetarias, participen en artículos científicos de relevancia internacional, el planeta Marte ha sido objeto de estudio de científicos durante cientos de años y una de las grandes preguntas que rondan en torno a este planeta, es saber si alguna vez tuvo agua líquida en su superficie y más interesante aún si alguna vez logró albergar vida”.

“El descubrimiento del Dr. Giovanni Leone, en conjunto con los alumnos del Doctorado, demuestran que los suelos erosionados en las laderas y quebradas del suelo marciano no son en realidad una evidencia de que hubo afluentes de ríos, sino de lava producto de la actividad volcánica que se llevó a cabo hace millones de años en Marte. Para la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado es muy importante que los académicos y alumnos, tanto de Pregrado como de Postgrado, participen en la contribución de nuevo conocimiento, y de esta manera estaremos potenciando el desarrollo tanto a nivel regional como del país”, concluyó el Dr. Echeverría.

Nota: si desea leer la publicación científica, ingrese a https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0377027319301878#!