Médicos que imparten clases Ad Honorem en Facultad de Medicina han realizado un destacado trabajo

med8 1Son catorce los médicos que voluntariamente han aceptado impartir clases a alumnos de Medicina de la Universidad de Atacama, bajo la modalidad Ad Honorem.

La Facultad de Medicina de la Universidad de Atacama inicio sus funciones en el año 2018, respondiendo a la necesidad de formar capital humano de alto nivel, en esta relevante área de la Salud, y fomentar una mejor calidad de vida y bienestar social para los habitantes de la Región de Atacama. Por esta razón, catorce médicos han aceptado impartir clases en la modalidad Ad Honorem, con el fin de generar nuevos conocimientos y formar a los futuros médicos de la región, respondiendo a la vocación y no a la retribución monetaria.

Al respecto, el Decano (s) de la Facultad de Medicina, Dr. José Pino, declaró que, “la función de ellos ha sido apoyar la labor docente en algunas clases específicas de las cátedras de Anatomía Humana y Semiología Médico-Quirúrgica. Es importante para la Facultad de Medicina tener profesores comprometidos con el proyecto académico que estamos impulsado en la Región de Atacama”, aseveró el Decano (s).

“Ellos han decidido participar en la modalidad Ad-Honorem, debido a que sus compromisos contractuales actuales no les permiten, por el momento, realizar labores de coordinación docente. Por este motivo, y debido a su entusiasmo y compromiso en la formación de futuros colegas en la región, ellos han manifestado su deseo de participar solo en algunas clases sin un incentivo económico. Este compromiso y entusiasmo lo han transmitido a sus estudiantes, quienes ven en ellos un ejemplo del rol social que cumplen los médicos. Sobre todo, de aquellos especialistas que se insertan en regiones como la de Atacama”, concluyó el académico.

PROFESIONAL CON EXPERIENCIA

El Dr. Cristian Mardones, kinesiólogo y médico cirujano, especialista en Oftalmología, realizó clases Ad Honorem durante el primer y segundo semestre del 2019, en la asignatura de Anatomía y Embriología I, respectivamente.

“Cuando se formó la FACMED, tuve la experiencia de participar como alumno en un proyecto nuevo, conocí las dificultades de cuando se inicia un proyecto de Medicina por primera vez, y sentí que toda ayuda que pudiese llegar a la Universidad era bienvenida y en base a eso, contacté a la Facultad para ver de qué forma podía participar y colaborar”, explicó el profesional.

Además, añadió que, “si uno quiere pensar en una dotación universitaria, tiene que ser de excelencia, no porque estemos en provincia vamos a pensar que la formación es de otro nivel, respecto a la que se imparte en Santiago o en otros lugares. (…) Yo siempre estoy dispuesto a colaborar, más aún si la Universidad pueda apoyarnos en el tema formativo, así nosotros como docentes podemos entregar mayor educación de excelencia y calidad”.

Actualmente el médico oftalmólogo, se desempeña en el sistema público, en un centro de atención municipal de Oftalmología, que reúne a todos los pacientes de los consultorios de Copiapó.

CONOCIMIENTOS RECIENTES

Durante el segundo semestre de 2019, el Dr. Bastián Castro, médico general, realizó la clase de Exploración Física del Aparato Respiratorio a los estudiantes de Medicina de la Universidad de Atacama, también bajo la modalidad Ad Honorem.

El profesional manifestó que la propuesta fue realizada por el Decano (s) de la Facultad de Medicina, Dr. José Pino. “Inicialmente, eran muchas clases que había que cubrir y había muy pocos médicos en Copiapó, por lo que pidieron varias clases con varios médicos, para que no fuera mucha la carga de cada uno (…) La mayoría que estamos haciendo las clases de Clínica somos médicos jóvenes, por lo tanto, tenemos conocimientos frescos de lo que es Clínica, y lo transmitimos con mucho entusiasmo a los estudiantes. La idea es prender la chispa e interés de los estudiantes para que se interesen en la Semiología”

Aunque el docente Ad Honorem, Dr. Bastián Castro, se desempeña como Médico General de Zona, trabajando en el Centro de Salud Familiar (Cesfam) ubicado en El Palomar, señaló que va a mantener la modalidad de trabajo Ad Honorem en la Universidad, porque ha sido una buena experiencia: “Me hace sentir aliviado, tenía las ganas de enseñar y aportar de alguna forma y acá se me abrió una vía importante para enseñar. Me siento bastante a gusto, porque el ambiente acá es muy bueno, el Decano, los colegas y los estudiantes nos han recibido muy bien, eso me motiva a seguir adelante”, declaró el Dr. Castro.

VOCACIÓN

El médico Mardones es oriundo de la ciudad de Taltal, pero se mudó a Copiapó por el déficit de especialistas que afecta a la región. “Yo siempre tuve la claridad de lo que quería hacer en la vida, nunca tuve un conflicto de lo que quería estudiar, siempre estuvo ligado al Área de la Salud. Cuando uno quiere ser médico, necesariamente tiene que haber un sentimiento de querer ayudar a los demás”, señaló el profesional.

Asimismo, explicó que, “si uno va al compromiso de la formación médica, nosotros estamos regidos por el Juramente Hipocrácrito, y dentro del este juramento, está la formación médica sin pensar en la retribución, y enseñar la Medicina como agradecimiento, por este amor de querer entregarla hacia los nuevos médicos que están en formación, bajo este concepto la formación médica uno la da porque le nace, ahora lógicamente en algunas condiciones de largas jornadas laborales, es necesaria”.

Por otro lado, el Dr. Bastián Castro, proviene de la ciudad de Vallenar y se instaló en Copiapó para ser parte de la Agrupación de Médicos Generales de Zona. “Desde pequeño quise estudiar Medicina, porque tenía influencias de una tía que es matrona y ella me metió la idea, el principal motivo siempre fue meterme en la Unidad de la Salud, por eso siempre he apuntado al sector público”, dijo el profesional.

IDENTIDAD

El Dr. Mardones enfatizó que, “cuando uno es del norte, de lugares aislados, uno ha sentido la postergación, las listas de espera, entonces intento aportar con un granito de arena para que las cosas cambien, para ojalá tener mayor accesibilidad a la Medicina, aportar con mayor cantidad de médicos que puedan cubrir plazas en donde no hay atención médica, y que no tengamos nada que envidiar de cualquier otro lado (…) Una cosa importante es generar cierta identidad, y eso significa que ojalá los médicos que egresen de esta Facultad se formen como académicos, porque son ellos los que han vivido las realidades locales. Creo que la motivación y capacidad de los estudiantes están, hay buenas semillas para poder llevar adelante en el desarrollo”.

Por último, el médico general, Dr. Castro, entregó un mensaje a los futuros médicos que se están formando en la Universidad de Atacama: “Todo va en la discusión de los temas, no se queden con la clase, que es el esquema de lo que tienen que aprender, sino que discutan los temas con sus pares, formen grupos de estudios que sean eficientes y principalmente agoten al paciente, porque los alumnos deben inmiscuirse en todos los detalles que puedan ver, cómo solucionar problemas, no solamente en lo clínico, sino también en lo social. El alumno que tiene el interés es el que finalmente busca por sus propios medios cómo seguir creciendo”.

IMÁGENES