Primera Etapa de Autoevaluación de la UDA se encuentra finalizada y avanza hacia la acreditación institucional

Autoevaluacion gestion 3Esta fase conllevó la realización de un Pre-informe de Autoevaluación, entregado a principios de octubre, por lo que ahora se está elaborando la versión final, que será enviada en abril de 2020 a la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), para avanzar a la siguiente etapa hacia la Acreditación.

La primera etapa de Autoevaluación Institucional de la Universidad de Atacama, que encamina a la Acreditación Institucional, finalizó a principios de octubre, gracias al trabajo de las cuatro comisiones conformadas para realizar dicha labor: Gestión Institucional, Vinculación con el Medio, Docencia e Investigación, las que tuvieron como misión recaudar información, para posteriormente elaborar y entregar un Pre-informe, con las fortalezas y debilidades que arrojó el análisis de cada comisión.

“Ese trabajo se realizó y se entregó la primera semana de octubre, ahora estamos en la elaboración del documento final que se entregará a la autoridad central, para eso estamos trabajando con todos los antecedentes recabados”, señaló el profesor, Mg. Rodrigo Cardozo, Decano de Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UDA y presidente de la Comisión de Vinculación con el Medio.

Respecto a los objetivos que persigue este proceso, el Decano Cardozo detalló que, “la Autoevaluación lo que busca es darnos cuenta del momento en que nos encontramos y lo más importante es plantear, respecto al proceso anterior y mediante la matriz FODA, cuáles son nuestras debilidades, qué fue considerado positivo, qué debemos reforzar y dar un inventario de aquellas cuestionas que faltan por realizar para hacer un mejoramiento en relación con el proceso de años anteriores”.

“La Comisión de Vinculación con el Medio está trabajando en el proceso de Acreditación institucional en los cuatro aspectos básicos que plantea, entre ellos, por ejemplo, destaca el vínculo que existe entre las actividades de esta área y la Investigación. En ese sentido se trabajó en distintas comisiones, de las cuales se formaron subcomisiones que presentaron diversos informes sobre cada uno de estos puntos específicos”, agregó el académico.

El docente y miembro de la Comisión Vinculación con el Medio, Claudio Moreno, declaró que el objetivo que persigue el trabajo de autoevaluación es ordenar todas las acciones que están relacionadas en el ámbito del Vínculo y la extensión. De igual forma, manifestó que, “nuestra Comisión se ha centrado más en el vínculo, porque nos interesa que el concepto de la bidireccionalidad esté presente en la mayoría de las acciones que tenemos en la Facultad de Humanidades y también en el Departamento de Educación Básica”.

Por otro lado, el Director del Departamento de Ciencias Jurídicas de la UDA y presidente de la Comisión Gestión Institucional, Felipe Ulloa, expuso que el objetivo de este primer proceso, “apuntó a la mejora continua y al aseguramiento de la calidad, básicamente porque al detectar fortalezas y debilidades ya en el pre-informe de autoevaluación, permite ir trabajando a la par de aquellas que se detectaron en el anterior proceso de acreditación, de manera de ir asegurando la calidad, fortaleciendo aquello que funciona y de esta manera, tratar de superarlas. Como segundo hito, está perfilado y va en miras a la acreditación, que como universidad todos queremos lograr”. Asimismo, explicó que, “particularmente, los criterios que aborda Gestión Institucional son los recursos económicos, financieros, la estructura orgánica de la universidad, el sistema de gobierno, la gestión de los recursos humanos, entre otros”.

Con relación al trabajo realizado por las distintas Comisiones, el académico y presidente de la Comisión Docencia, Sergio Araya, expresó que, “en el caso de nuestra área el objetivo fue llevar a cabo actividades necesarias para analizar los distintos criterios de esta área, a través del levantamiento de información y sesiones de trabajo periódicas, para alcanzar las metas y los objetivos fijados”.

IMPORTANCIA DEL PROCESO

La etapa de Autoevaluación de la Universidad de Atacama es un paso primordial y necesario para lograr la acreditación institucional. Respecto a la relevancia del proceso, el académico, Felipe Ulloa, manifestó que, “el trabajo de Autoevaluación es un proceso muy importante, incluso yo diría que es más importante que el propio proceso de acreditación, porque finalmente la acreditación es un resultado, al que se puede llegar o no, pero la autoevaluación es un proceso que permite levantar mucha información, analizar las perspectivas de los distintos integrantes de la comunidad universitaria, y de esta manera, ir haciendo ajustes, estableciendo mecanismos, políticas que puedan contribuir a alcanzar esa mejora continua”.

En esta línea de trabajo, el Docente y presidente de la Comisión Docencia, enfatizó que “el proceso de Autoevaluación es de mucha importancia y debe estar basado en un examen crítico analítico y sistemático en el cual la Universidad presente una información válida, confiable y verificable, que reflejen las mejoras al proceso de acreditación anterior, al mismo tiempo, identificar las prioridades, fortalezas y debilidades”. Además, declaró que “sin lugar a duda, la Universidad ha tenido mejoras, se pude destacar la actualización e implantación del modelo educativo, así como los diferentes mecanismo e instrumentos para las diferentes áreas para el logro del perfil de egreso además de la forma participativa en que se está realizando la autoevaluación institucional”.

Igualmente, la académica Mg. Ana Castillo, perteneciente también a la Comisión Vinculación con el Medio, explicó que la importancia de este proceso permitió visualizar el escenario en que se encuentra nuestra Casa de Estudios Superiores. “Es fundamental realizar esta etapa de Autoevaluación, pues nos permite mejorar permanentemente e instalar procesos, que unifiquen todas las unidades. En general, se observó en la comisión la instalación de procedimientos, tenemos una plataforma, hay una cultura de vinculación bidireccional y hay una variedad de actividades, que nos permite vincularnos con el medio. Por otro lado, se visualiza que falta mayor difusión, sistematización de las actividades y centralizar la información, lo que hoy principalmente está en cada unidad”, detalló.

Finalmente, el docente, Claudio Moreno, señaló que, “el trabajo de Autoevaluación es vital, porque nos somete a una retroalimentación continua, tenemos que conocer cuáles son los elementos que están conduciendo a nuestra política, para poder tener lineamentos claros de cómo es que se lleva a cabo el proceso (…) Hay elementos que han mejorado mucho, hoy en día, los tiempos están más operacionalizados, hay ideas más claras de lo que queremos y de los ideales que debemos tener en común. Está abierto a conceptos claros, y prácticos”.

VISIÓN TRIESTAMENTAL

Las Comisiones de Gestión Institucional, Vinculación con el Medio, Docencia e Investigación, estuvieron constituidas por los diferentes estamentos pertenecientes a la Universidad de Atacama, es decir, estudiantes, funcionarios académicos y administrativas, así como integrantes del Cuerpo Directivo.

En este sentido, el presidente de la Comisión Docencia, Sergio Araya, expuso que “en los procesos de Autoevaluación, la información entregada debe ser lo más fiable posible y de ahí viene la importancia de integrar a este proceso, a representantes de las diferentes áreas que conforman la Universidad, por lo cual el informe se ve representado por estas cuatro Comisiones integradas por alrededor de 60 funcionaros (…) La relevancia que tiene la participación es de mucha importancia, pues aporta la mirada total de los actores de la Institución en relación con el proceso, además, sirve para constatar las evidencias presentadas con el quehacer real que se está realizando en la Universidad, la participación de estudiantes y funcionarios administrativos se debe destacar”.

Precisamente, en relación a la participación de la Comunidad Universitaria, el presidente de la Comisión Gestión Institucional, Felipe Ulloa, expresó que “es fundamental que todos participen de este proceso, porque en definitiva nos involucra a todos como Universidad. Es muy relevante que, desde los distintos estamentos, podemos dar una mirada que aporte a este proceso de Autoevaluación y, en definitiva, enriquecerlo. Esa es la importancia real del proceso de Autoevaluación, hacer una mirada hacia adentro, no solamente del estamento académico, sino con la participación de la Comunidad Universitaria en general, porque la información que fluye de un proceso de Autoevaluación, más allá que uno pueda estar de acuerdo o no, enriquece mucho el quehacer”.

En este contexto, el Decano de la Facultad Ciencias Jurídicas y Social, Mg. Rodrigo Cardozo, recalcó que, “la Universidad es una Institución unida; en ese sentido, se hacen presente todos los actores, de tal forma que las comisiones, que son triestamentales, es decir participan estudiantes, académicos y funcionarios, profesionales y no profesionales, conforman comisiones con un gran número de personas, lo que da garantía de participación en el proceso, de ahí la importancia de esta forma de autoevaluarse, porque empodera al cuerpo universitario, a la comunidad académica y no académica de la Universidad, en un proceso que es relevante para todos nosotros, que va en pos de la Acreditación institucional e integral”

“Es fundamental la participación de todos y todas en la Acreditación de nuestra Universidad, puesto que en la medida que estemos involucrados, el proceso de Autoevaluación será más preciso y las remediales serán más fáciles de instalar, además tendremos mayores resultados, lo que permite generar soluciones integrales y creativas”, recalcó la Mg. Ana Castillo.

Por otro lado, el académico y miembro de la Comisión Vinculación con el Medio, Claudio Moreno, declaró que “todos los estamentos tienen diferentes formas de construir, de contextualizar y de creer en la Universidad, y esos estamentos son los que finalmente permiten tener una idea macro que nos identifique, con un hilo conductor en común de la construcción de nuestra Universidad. Los actores deben estar todos presentes porque es una comunidad, pero también pertenece a un exterior, que es la comunidad de Atacama y del país”.

El informe final de las cuatro Comisiones debe ser entregado en diciembre de 2019, a la Comisión de Acreditación Institucional, cuya misión será evaluar y aprobar el documento, el cual será enviado el próximo año a la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), organismo encargado de verificar y promover la calidad de Institutos Profesionales, Centros de Formación Técnica y Universidades. De esta manera, en abril de 2020 comenzará la etapa de Evaluación externa, cuyo propósito final será alcanzar la certificación de calidad de los procesos internos y resultados de la Universidad de Atacama.

IMÁGENES