Mesa de Sustentabilidad prepara publicación sobre fenómeno del Niño en el contexto de la COP25

Sustentabilidad 1Santiago, 9 de julio 2019. La mesa de Sustentabilidad de la Red de Investigación se reúne en la Universidad Arturo Prat para analizar los avances en lo que va de este año y proyectar acciones para 2019-2020.

Este núcleo de investigación, que ha desarrollado diferentes actividades y publicaciones, trabaja actualmente en la línea de Clima, Meteorología y Paleoclima, para publicar un volumen especial orientado a la difusión sobre ENSO y teleconexiones.

El Niño/ Oscilación (ENSO) es un fenómeno natural caracterizado por la fluctuación de las temperaturas en el océano Pacífico. Este fenómeno que tiene una gran influencia en los patrones de las corrientes marinas y en las condiciones climáticas de diferentes partes del mundo, se ha visto intensificado en el último tiempo, lo que ha llevado a que muchos sitúen la causa en el cambio climático.

En este sentido, las investigaciones que está realizando la mesa, cobran una relevancia especial en un año marcado por discusiones medioambientales en todo el mundo y justo cuando nuestro país se prepara para la realización de la COP25. “La sustentabilidad está muy relacionada con el cambio climático. En este contexto, esta sustentabilidad se ve amenazada y lo que la investigación permite es tratar de asegurar que los procesos productivos sean sustentables, que el medio ambiente sea sustentable y que también las instituciones lo sean”, comenta Raúl Cordero, académico de la Universidad de Santiago.

SUSTENTABILIDAD Y COP25

La cumbre de la cual Chile será anfitrión a partir del 2 de diciembre y que espera recibir a más de 25mil personas, es posiblemente uno de los eventos más importantes que haya realizado nuestro país. Lo es aún más cuando se estima que aproximadamente 7 millones de personas en el mundo mueren anualmente a causa de la contaminación atmosférica o que para 2030 el cambio climático podría empujar a más de 100 millones de personas a la pobreza. En este contexto, los países preparan agendas para enfrentar el problema, abarcando diferentes dimensiones en materia de sustentabilidad.

“Investigar en materia de Sustentabilidad actualmente, es relevante por la agenda política en relación al cambio climático. Los países se han propuesto agendas de desarrollo sustentable con objetivos claros y la primera acción para llevar a cabo estos objetivos es la investigación, desde los aspectos más básicos de diversidad y conservación hasta acciones concretas para el cuidado de los recursos”, opina Cristian Aldea, académico de la Universidad de Magallanes.

Es por esto, que la mesa busca dar respuestas a través de diferentes grupos de trabajo investigando y desarrollando proyectos en tornos a temas como: Edificación sustentable, Gobernanza socio ambiental y recursos naturales. Estas investigaciones buscan dar nuevas miradas de sustentabilidad a través de un trabajo colaborativo en el que participan académicos de las Universidades Estatales a lo largo de Chile.

ESFUERZO COLABORATIVO

El trabajo que desarrolla esta mesa solo puede ser posible gracias al compromiso que permite fortalecer el vínculo entre universidades y potenciar el aporte de cada una de ellas. Así también lo piensa Raúl Cordero e indica que entendiendo que cada universidad tiene fortalezas y debilidades “el trabajo colaborativo permite hacerse cargo de esas debilidades y aprovechar las fortalezas. La complementariedad entre universidades de la Red permite explotar mejor las fortalezas que el sistema tiene como conjunto”.

Es tal el aporte entre universidades, que de hecho investigaciones específicas se han podido materializar aprovechando la diversidad geográfica en la que se encuentran las 18 universidades del Estado repartidas por todo Chile. Rosalino Fuenzalida, académico de la Universidad Arturo Prat destaca al respecto: “Algunas universidades requerían de servicios de otras para implementar una investigación para resolver un problema regional. En el caso de la universidad Arturo Prat, se trabajó en conjunto con la Universidad de Santiago y a partir de ahí se va a generar una publicación que va a ir en directo beneficio de la región y del país.”

Además del aporte de la diversidad geográfica, trabajar de forma colaborativa ha permitido que los académicos se conozcan y se asocien en proyectos conjuntos, dando como resultado investigaciones innovadoras que podrían impulsar mejoras significativas en torno a Sustentabilidad en nuestro país. “Para nosotros el trabajar en red ha contribuido en el sentido de que podemos asociarnos con colegas con los que nosotros no teníamos relación”, señala Cristian Aldea y agrega: “Aquí te han presentado algunos colegas que no conocías o conocías solo de nombre y se ha dado la posibilidad de trabajar con ellos.”