Este año comenzarían obras de restauración del Palacete de la Villa Viña de Cristo

Palacete 08La iniciativa corresponde a la segunda recuperación patrimonial comprometida para la Universidad de Atacama y la Región en el período, trabajos que se suman a la restauración de la Casa Maldini Tornini, que lleva un avance de obras del 22%.

En octubre del 2018 la Universidad de Atacama (UDA) entregó oficialmente la Casa Maldini Tornini a la Dirección de Arquitectura del la Secretaría Regional Ministerial del Ministerio de Obras Publicas (MOP) Atacama para su restauración, esto de acerdo al plan de la Mesa de Puesta en Valor del Patrimonio.

Sobre este particular, el Director (s) de la Dirección de Arquitectura del MOP Atacama, Ariel Labra Olivares expresó que “en este marco fue que la mesa seleccionó dos proyectos de la Universidad de Atacama para efectuar estas labores de restauración de lo que fuera la casa patronal de la Villa Viña de Cristo, más conocida como el Palacete y la Casa Maldini Tornini. La primera, que entró a este programa, fue la casa Maldini Tornini y actualmente sus obras se encuentran en ejecución, las cuales ya tienen un 22% de avance. Está en plena obra y se espera entregar ya a principios del otro año -2020- a la comunidad”.

En este mismo marco referencial, se anunció oficialmente la restauración del Palacete de la Villa Viña de Cristo, en el Plan de Gobierno 2018-20122 para la Región de Atacama, presentado en Copiapó por parte del mismo Presidente de la República Sebastián Piñera, el pasado 18 de enero.

Al respecto, Luis Morales Vergara, Jefe de la Unidad Regional Subdere (URS) explicó que “la Villa Viña de Cristo está incorporada al Plan de Gobierno, y al estar incorporada, nosotros lo que buscamos es recuperarla, ponerla en valor y encontrar un modelo de gestión que permita su automantención o su preservación en el tiempo”.

Según informó el Jefe de la División de Planificación y Desarrollo (DIPLADE) del Gobierno Regional Atacama, Sebastián Cousiño Romo, “el proyecto contempla la restauración integral de todo el inmueble patrimonial y se ha financiado de la misma forma que se financió la Casa Maldini, con este financiamiento compartido FNDR/Subdere, a través del Programa Puesta en Valor del Patrimonio”.

PUESTA EN VALORSebastiín Cousio 03

Respecto de cómo llegan estas iniciativas al programa Puesta en Valor del Patrimonio, el Director de la DIPLADE manifestó que “para ello se constituyó una Mesa de Patrimonio, que preside la primera autoridad regional y está conformada por el representante del Gobierno Regional Atacama, de la Dirección de Arquitectura, de la Seremi de Culturas, de Subdere y del Ministerio de Educación, entre otros. En definitiva, esta mesa es la encargada de convocar a estos actores, para poder entregarle una propuesta al Intendente Regional, en calidad de presidente de esta mesa, acerca de cuáles son los inmuebles patrimoniales prioritarios para efectos de postular a estos recursos, que se disponen a través de la provisión de que incluye el Puesta en Valor del Patrimonio”.

En tanto, Luis Morales, destacó que “esta mesa es importante porque tiene la representatividad de todos los actores públicos y privados, asociados al ejercicio de la restauración. Y dentro de nuestro Plan de Gobierno, se ha priorizado la restauración del patrimonio histórico del país. Esta línea de Puesta en Valor del Patrimonio nació el año 2011, en la primera administración del Presidente Piñera y partió como un fondo destinado a recuperar los daños catastróficos a los cuales fueron sometidos estos monumentos por parte de efectos climáticos, llamese aluviones, terremotos y algunas otras”, planteó el Ingeniero Acuícola.

Luis Morales 01El Jefe de la URS de la Subdere agregó que “con el tiempo se transformó en la principal herramienta de recuperación y de financiamiento para todo lo relativo a edificios patrimoniales. Por una lógica de que anteriormente no existía la disponibilidad presupuestaria, porque estamos hablando de montos cuantiosos que se invierten para la puesta en valor del patrimonio”.

Precedentes del trabajo de la Mesa de Puesta en Valor del Patrimonio son La Iglesia de Nuestra Señora del Carmen de Chañaral (2010-2014), La Iglesia Santa Rosa de Lima de Freirina (2017) y el Edificio Los Portales (2018). “En definitiva tendríamos cinco proyectos ya financiados a través del programa Puesta en Valor del Patrimonio, las dos iglesias, los Portales de Freirina, la Casa Maldini y el Palacete Villa Viña de Cristo”, recordó el director de DIPLADE, Sebastián Cousiño.

VILLA VIÑA DE CRISTOMarcela Urizar 01

Por su parte, la académica de la Universidad de Atacama y Directora del Instituto de Investigación en Ciencias Sociales de la Facultad de Humanidades y Educación de la UDA, Marcela Urízar Vergara, quien ha invertido buena cantidad de tiempo en estudiar y difundir la importancia del patrimonio cultural de la Universidad, sostuvo que “este Monumento Nacional, con el paso del tiempo, se ha ido deteriorando; tiene una larga historia dentro de la educación y formación en Copiapó, puesto que en un momento, también funcionó la Escuela Normal en estas dependencias, y actualmente la Universidad de Atacama mantiene funcionando este edificio”.

Los soportes informativos desarrollados por la empresa de arquitectura, patrimonio y restauración, Tándem limitada, para la difusión de este proyecto indican que “la Villa Viña de Cristo se emplazó en la antigua Chimba de Copiapó, como se denominó en el siglo XIX a la periferia y barrio popular de las afueras de la ciudad de esa época. Ésta fue construida en 1860 para el empresario minero Apolinario Soto”.

En este sentido, Sebastián Cousiño añadió que “en el caso del proyecto de restauración de la Villa Viña de Cristo, estamos hablando de un inmueble que tiene algunas características bastante representativas del auge minero, asociado al Mineral de Chañarcillo y Tres Puntas, y ello fue una de las razones por las cuales se declaró Monumento Nacional en 1981”.

Palacete 01Sobre el estado actual del monumento histórico, Marcela Urizar detalló que “por fuera se aprecia que el edificio está bastante deteriorado, sin embargo siempre ha habido la preocupación por hacer algo más por esta construcción. Afortunadamente se ha logrado la confianza en el sector público, para lograr potenciar la restauración de este edificio, así como potenciar esta colaboración entre las instituciones del Estado para poder restaurar esta joya que si uno recorre Copiapó entero, no encuentra una edificación como ésta”.

De vuelta a la académica de la UDA, Marcela Urizar, ella agregó que “es el Consejo de Monumentos Nacionales quien vela para que no se restaure o no se hagan arreglos sin su autorización, precisamente para cautelar este valor patrimonial que tienen estos edificos, por lo tanto, no es fácil llegar e intervenir y tiene que ser bajo criterios y normativas muy estrictas, para poder hacer esta restauración que esperamos comience en el segundo semestre de este año”.

Ariel Labra, en tanto, afirmó que “en el caso del Palacete, el diseño está terminado, esto tiene que tener aprobación del Consejo de Monumentos Nacionales; ellos visan y velan por el cumplimiento de normativas. Esa fase ya pasó y se entregó”.Ariel Labra 02

El Director (s) de Arquitectura del MOP Atacama especificó que “estamos en un período de preparativos para obras, porque una vez que el diseño se entrega, tiene que elaborarse el perfil de ejecución, vale decir, la iniciativa que sale con un diseño concluido, prepara un perfil para ejecución. Posterior a este paso, el proyecto debe ingresar al Ministerio de Desarrollo Social, para validar que la propuesta está lista para ser ejecutada. Es un período que toma varios meses, pero ya una vez que tiene el RS (condición administrativa que avala las características de un proyecto) y vamos a la ejecución obras, ya son otros los tiempos y se programa para la licitación que suelen ser unos dos o tres meses”, puntualizó el Arquitecto.

En tanto, Urízar recordó que “se hizo un estudio previo donde se evaluó las condiciones de deterioro interno del Palacete, que también son elementos que de alguna manera se van a considerar al momento que se realice la etapa de restauración, con el fin de protegerlo y que se mantenga vigente por mucho tiempo más, esperamos que así sea, porque las fotografías del siglo XIX dan cuenta que esto, que actualmente queda del Palacete, era la parte central de dos alas laterales, que se perdieron (1958) con el paso del tiempo. El proyecto de restauración no contempla levantarlas nuevamente, porque tendría un costo mucho mayor y sería imposible hacerlo con las condiciones actuales, pero sí permitirá volver a mirar el Palacete con esa proyección de que fue más grande y ocupando un espacio físico mayor”.

Desde la Subdere, el jefe de URS, destacó que “en el caso de la Villa Viña de Cristo, -la edificación- está incluida en la zona considerada casco histórico y zona de recuperación patrimonial de la región, y por lo tanto, de la comuna y va a concadenar una serie de inversiones de distintos servicios. Vamos a reconstruir el casco histórico de la región para darle valor, un valor patrimonial y un valor que podamos disfrutar todos los atacameños”, comentó.

Maldini Tornini 01CASA MALDINI TORNINI

El tríptico informativo del proyecto de restauración de la construcción de O'Higgins 140, elaborado por el Programa Puesta en Valor del Patrimonio, indica que poco más de un siglo de historia pesa sobre los cimientos de la Casa Maldini Tornini, que fuera construida en 1915 por el inmigrante italiano Ambrosio Tornini y entregada a su hija Elvira al casarse con Luis Maldini. Este matrimonio habitó el inmueble hasta 1971. Al año siguiente fue comprada por la Universidad de Chile y en 1973, pasó a manos de la Universidad de Atacama, utilizándose para fines académicos y culturales”.

El año 2004 la Casa Maldini fue desocupada y dejada en desuso por su mal estado y el año 2008 fue declarada Monumento Nacional en la Categoría de Monumento Histórico. De acuerdo a parámetros estéticos, de diseño, ornamentales y constructivos dan cuenta de que es el único edificio con estas características arquitectónicas en Copiapó, sintetiza el documento.

“Fue una de las construcciones innovadoras del Centro de Copiapó, de la primera mitad del siglo XX, y afortunadamente ya comenzaron los trabajos de restauración que pretenden la recuperacion del inmueble, también para que pueda estar al servicio de la comunidad y que puedan funcionar algunos talleres allí, se puedan hacer exposiciones y eso es bastante valioso, porque está dentro del casco histórico”, afirmó la Directora del Instituto de Investigación en Ciencias Sociales.

Uno de los desafíos más complejos de un proyecto de restauración, es adaptarse a nuevos materiales, obra de mano que ya no existe; así lo corroboró Ariel Labra quien explicó que una obra es una unidad, pero está compuesta por muchas partes “nosotros les llamamos partidas a cada una de las partes que componen este total. Por ejemplo, en la Casa Maldini una parte sería la cubierta, otra parte, los muros y otra parte, los pavimentos, por decir grandes secciones”.

“Eso nosotros lo conocemos como un paquete constructivo, porque son muchas partes de un total. Hay muchas de estas partes que fueron ejecutadas a la antigua y son técnicas que están perdidas. La Casa Maldini, por ejemplo posee vitrales, elementos de madera que han sido torneados, veletas metálicas. También tiene un latón repujado, que a fuerza de martillo fue teniendo formas florales”, detalló el profesional.Maldini Tornini 06

Considerando las limitaciones de la mano de obra, técnicas y materiales de la actualidad, Labra expresó que la construcción de nuestros tiempos difiere de la de entonces, “en esas épocas habían otros especialistas. El que hacía el latón repujado era un señor que ya seguro no está entre nosotros, ni nadie conservó su arte. Para qué hablar de los vitralistas, posiblemente el que trabajó en la Casa Maldini vino desde Italia, porque la familia Maldini Tornini era italiana y probablemente muchas de esas las trajeron desde Europa, incluido el vitralista.”.

A modo de ejemplo, los vitrales de la casa monumento deben ser extraídos para su recuperación, Ariel Labra destacó que “para eso hay un equipo profesional que está encabezado por una Técnico en Restauración y es la que, teniendo el conocimiento de cómo se fueron generando estas técnicas, las trata de repoducir y mejorar. Por ejemplo el latón repujado se va desabollando, se va sacando el color hasta llegar al color original y nuevamente se vuelve a pintar”.

“La madera en los murales también, a través de un proceso de capación química y mecánica, para sacar el color que se aplicó el año 2005, y el año ’95, el año ‘60 y el año ’20, hasta que se llega al color original y una vez que se obtiene, se vuelve a aplicar con la misma técnica”, agregó el responsable (s) de la Dirección de Arquitectura.

El Arquitecto también comentó qué ocurre cuando se recuperan otros materiales de constucción, “algo muy similar a lo del barro que se saca cuando se desarma la panelería y queda la madera desnuda. Las piezas que están malas, se reemplazan por una madera laminada, encolada, que no es atacada por los xilófagos (termitas), se recupera y nuevamente se coloca una malla y este barro que fue sacado, vuelve a la vida, limpiándolo, harneándolo, aplicándole agua, vuelve a armarse la mezcla y a colocarse con cal”.

MODELO DE GESTIÓNMaldini Tornini 07

El proyecto de restauración considera, entre otras variables, la proyección que tendrá el inmueble en el contexto del uso que se le dará y la sustentabilidad que tendrá para su mantención, en este sentido, Sebastián Cousiño afirmó que “convengamos que hay recursos involucrados, generalmente son bastante considerables, por lo que debe preverse algún modelo de gestión, que garantice que ese inmueble patrimonial va a contar con las tareas de mantenimiento y conservación, que permitan extender la vida útil del inmueble por los años que se proyectó”.

“En ese caso, es que hace exigible estos modelos de gestión, que en el caso de la Casa Maldini, estamos pensando en el Centro de Extensión de la Universidad y en el caso de la Villa Viña de Cristo, va a acoger a la Facultad de Humanidades y Educación. La idea es que se puedan generar actividades que le permitan, al propietario del inmueble, poder financiar las tareas asociadas al mantenimiento y conservación del mismo”, aseguró el Ingeniero Civil Industrial.

Por su parte el Jefe de la URS de la Subdere, comentó que “hay normativas de carácter patrimonial y normativas administrativas, hay líneas lógicas dentro de los Gobiernos Regionales, que trabajamos de la mano con ellos para poder llegar a financiamientos de este tipo de iniciativas. Estoy hablando de una lógica de valoración costo-beneficio de la iniciativa, que es una gran metodología que tiene el Sistema Público, para decir cómo impactaría en el fondo, esta obra dentro de lo que es el circuito de la ciudad”.

Otra de las variables a considerar en el modelo de gestión que se plantea, es que tiene que haber un relato entre lo que representa y el inmueble patrimonial, y su uso futuro: “Cuando estos proyectos ingresan al Sistema Nacional de Inversiones para ser evaluados, es algo que los analistas tienen presente, y que ese uso sea consistente con la esencia de ese inmueble”, complementó Cousiño.

Al respecto Marcela Urizar indicó que “la Casa Maldini se dedicaba principalmente a la difusión y extensión de Cultura. Por mucho tiempo fue el lugar de ensayo del Coro de la Universidad de Atacama; se mantuvo como un espacio cultural que, lamentablemente por el deterioro de la infraestructura, hubo que ir abandonando”.Palacete 06

“La recuperación de esta antigua casa, es importante para nosotros como Universidad, puesto que forma parte de nuestro Patrimonio y, desde ahí el compromiso de la Universidad de Atacama, para colaborar con esta puesta en valor, a través de la DECRU (Dirección de Extensión Comunicaciones y Relaciones Universitarias), para posteriormente hacerse cargo de organizar y de promover los eventos culturales en la casa”, complementó la Magíster en Antropología Forense y Bioarqueología.

SEGUIMIENTO

A juzgar por las declaraciones de los entrevistados, las restauraciones que pasan por la Mesa de Puesta en Valor del Patrimonio pasan, por lo menos, por tres etapas, que serían el diseño, la obra y el modelo de gestión, al cual se le realiza un acucioso seguimiento.

En este sentido uno de los roles claves de la DIPLADE “básicamente tiene que ver con verificar y cerciorarse en terreno respecto del uso y de la correcta implementación del modelo de gestión que se proyectó para el inmueble patrimonial, a efectos de garantizar la sustentabilidad del inmueble en el tiempo. Eso es lo que se busca con estas actividades, una vez que se entregan las obras al propietario”, explicó Sebastián Cousiño.

Mientras tanto, el Director de la USR expresó que “nosotros como Subdere también tenemos una unidad interna, que nos permite hacer un seguimiento a la calidad del trabajo a los pasos. Nosotros trabajamos con cronogramas, y le exigimos a estas empresas que tengan un cronograma por mes con actividades, con materias programadas y los vamos siguiendo hito por hito, presupuestariamente, operativamente en lo que es la participación también de los distintos actores del territorio”.

La académica de la Universidad de Atacama reconoció que “somos una Universidad privilegiada, porque resguardamos en nuestro interior varios hitos patrimoniales de la región, cosas que tienen que ver con la historia. Todo lo que fue el desarrollo del siglo XIX”.

Cabe señalar que el Palacete de la Villa Viña de Cristo, lugar donde en la actualidad funciona el Departamento de Educación Parvularia de la UDA, forma parte del “Recorrido Patrimonial” que ofrece la Casa de Estudios Superiores, en la que destaca también “La Copiapó”, La chimenea de Pedro León Gallo y el edificio que albergaba la Escuela de Minas en el Campus Paulino del Barrio.

“En el Área Norte de la Universidad tenemos la locomotora, que tiene la categoría de Monumento Nacional y las dependencias de la Escuela de Minas, que fue la Primera Escuela de Mineros en la región, que tiene su origen en una hacienda de la familia Gallo -estas construcciones no tienen declaratoria, sin embargo son de interés histórico, porque nos conectan con hechos pasados de formación minera que ha caracterizado a esta Universidad y a la región- y también la chimenea que forma parte del complejo minero de Pedro León Gallo, agregó Marcela Urízar.

UNIVERSIDAD DE ATACAMA

Ante la pregunta -¿Por qué la UDA?, Luis Morales responde: “porque entendemos que la Universidad de Atacama tiene un Modelo de Vinculación con el mundo de la Ciudadanía, el mundo de las comunidades en que está inserta que la hace muy rica, porque hay un sentido de pertinencia en la Universidad a estas grandes obras que están dentro de su patrimonio y el mejor ejemplo de esto es la restauración de la Casa Maldini”.

“Sabemos que la locomotora La Copiapó, representa un gran desafío de cómo le damos más condiciones para aumentar la puesta en valor de este rico patrimonio. Tenemos una cartera de perfiles de proyectos en los cuales seguir trabajando todas estas materias, en conjunto con la Universidad. Hay voluntad administrativa por parte de su Rector, el Dr. Celso Arias Mora; que eso también es importante, porque estos son acuerdos tripartitos, donde por un lado está el Estado a través de la Subdere, del MOP como unidad técnica y la Universidad como dueña de ese patrimonio, y esa voluntad tripartita es la que lleva a la inversión”, complementó el Jefe de la URS.

El mismo vocero de la Subdere destacó que “lo que se busca a nivel institucional es potenciar el eje Alameda/ UDA/ O’Higgins/ Atacama, que es ese barrio histórico, incluido Las Heras y Juan Martínez; y concentrar la ciudad en su riqueza arquitectónica y patrimonial en ese sector”.

Cabe señalar además que “fueron zonas que recibieron mucho daño de los aluviones de 2015 Y 2017. Es ahí donde el Estado debe, a través de los gobiernos que se van estableciendo, priorizar la recuperación de este patrimonio, entendiendo que es la punta del iceberg”, aseguró Luis Morales.

En el Caso de la Casa Maldini la Directora del Instituto de Investigación en Ciencias Sociales consideró que “pensando que el emplazamiento es un barrio de servicios, compatible con el turismo, ganaremos un centro cultural más que, sin duda, va a ser muy importante para el desarrollo cultural en general de la ciudad; para que los jóvenes puedan reunirse y pueda haber muestras culturales que nos hacen falta. Si bien es cierto hay espacios, cada vez se hace más necesario que éstos aumenten”.

RECURSOS Y PLAZOS

De acuerdo a la información oficializada por el Plan de Gobierno para la Región de Atacama, “la Villa Viña de Cristo corresponde a la restauración de un hito importante en la historia de la región, con una inversión de 2 mil millones de pesos y partimos ejecución este primer semestre del año 2019”, declaró el Jefe de URS de la Subdere.

Desde la DIPLADE indican que la Dirección de Arquitectura del MOP se encuentra evaluando el perfil para postular a la etapa de ejecución, por lo que se estima que a principios de marzo estaría ya el perfil revisado con el V°B° de la Dirección de Arquitectura, para ingresarlo al Sistema Nacional de Inversiones, por lo que se estima que -en un escenario favorable- se licite esta iniciativa el segundo semestre del 2019.

El Director Sebastián Cousiño agregó que “en definitiva entraría en ejecución el proyecto durante este año. No hay que olvidar que ambos (Casa Maldini y Palacete), se encuentran respaldados por estar incluidos en el Plan Regional de Gobierno que ha patrocinado el Presidente de la República”.

Hilando fino, Ariel Labra explicó que “el monto del contrato siempre es un poco menos que el total para el proyecto, que incluye equipamiento, gastos administrativos y de otro tipo, son 1.572.684.840 pesos el monto exacto del contrato por la restauración de la Casa Maldini”, de los 1.623 M que señala la glosa.

El profesional del MOP puntualizó que “el Palacete involucra una inversión de 2.070 millones de pesos. Ese monto sí habría que respetarlo, porque como no ha ido a obras, no sabemos cuánto van a ofertar, el mercado puede ofrecer más o puede ofrecer menos. En el fondo hay un presupuesto estimado y después hay que ajustarse y volver a hacer la aritmética, pero ese es el presupuesto oficial”.

Finalmente el Director (s) de Arquitectura consignó que es importante que la comunidad entienda que muchas veces los tiempos fiscales pueden parecer muy largos; y esto es lo correcto porque –el proyecto- lo ven muchas personas. “Una unidad técnica o un mandante, puede programar muchas veces la ejecución de la obra o de los contratos. Pero hay muchos terceros que también tienen que necesariamente pronunciarse y eso lleva tiempo”.

“Uno cuenta cuando uno programa una obra que la licitación se adjudique en el monto y al primer llamado y lamentablemente, eso no sucede -por distintos motivos- y eso puede retrasar los cronogramas. Es por eso que las estimaciones que uno hace generalmente tienen un grado de optimismo medio, pensando en que pudieran ocurrir ciertas circunstancias”, acotó finalmente el arquitecto.

IMÁGENES