Claves para entender Mars InSight

Giovanni Leone 72dpiPor el Dr. Giovanni Leone, Investigador Instituto de Astronomía y Cs. Planetarias, Universidad de Atacama.

Después de tantos aplazamientos, finalmente lo logramos, InSight aterrizó en la llanura volcánica Elysium Planitia de Marte el 26 de noviembre. El módulo de descenso incluye varios instrumentos geofísicos, entre ellos un sismógrafo para ver si en el planeta ocurren terremotos en ausencia de tectónicas de las placas y un termómetro para medir calor bajo la superficie.

Esta misión, también está vinculada al Desierto de Atacama, aunque de manera indirecta. En el pasado, Domenico Giardini, uno de los co-investigadores de la misión y responsable del análisis de los datos del sismógrafo, instaló una red de monitoreo de terremotos en todo el norte de Chile y así construyó parte de su experiencia en nuestro territorio, tan rico de maravillas geológicas, incluida su similitud con Marte. Ahora, esta experiencia lo ayudará en un gran desafío, comprender qué secretos contiene el interior del planeta rojo: ¿un mundo muerto e inerte o con algún residuo del calor que formó los volcanes más grandes del Sistema Solar?

Hace cuatro mil millones y medio de años, un planetoide del tamaño de la nuestra luna, compuesto por 80% de hierro, impactó el polo sur de Marte a una velocidad de 5 km por segundo y penetró hasta el núcleo del planeta. El tremendo calor producido por este impacto (2127 grados centígrados) derritió todo el hemisferio sur transformándolo en un océano de lava mientras que las llanuras del norte quedaron intactas.

El calor liberado también generó plumas volcánicas que, migrando bajo la litósfera de Marte, han formado doce alineaciones volcánicas que aún se pueden ver en el sur del planeta. Aunque los impactos fueron comunes al principio del Sistema Solar, ningún planeta interior ha tenido un impacto como el que recibió Marte. De hecho, ningún planeta rocoso tiene volcanes tan grandes como los que tienen Marte, un caso único.

Estos volcanes trajeron a la superficie casi todo lo que estaba dentro del planeta. Un tesoro de recursos minerales que pueden ser útiles para su colonización, una vez que todos los problemas técnicos se hayan superado. Entre estos, cómo traer el agua – que aún no se ha encontrado en Marte, a pesar de todos los anuncios de la NASA – para las necesidades de los astronautas en los primeros seis meses de viaje y cómo defenderse ellos de la radiación cósmica mortal durante las operaciones en el planeta.

Columna publicada por el Diario Atacama, sección Opinión, viernes 11 de enero de 2019.