Ximena Matas, Abogada UDA: “Soy de la primera generación cuando se creó la Carrera de Derecho”

 ALX7675Aficionada a los viajes, la fotografía y la lectura, la abogada de la Universidad de Atacama (UDA), tuvo la responsabilidad de liderar la búsqueda y rescate de los 33 mineros a nivel regional.

Ximena Matas Quilodrán actualmente se desempeña como Directora Legal Chile en Kinross Gold Corporation y en su currículum también se cuenta haber sido Intendenta de la Región de Atacama, entre el 11 de marzo de 2010 y el 31 de mayo de 2012, durante el primer gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

El año 2010, Matas recibió el premio 100 Mujeres Líderes que entrega el Diario El Mercurio, para distinguir a mujeres de los distintos ámbitos de acción a nivel nacional, reconociendo la importancia de su gestión para su región en particular, así como para todo el país. Antes de ser Intendenta, esta profesional desempeñó por tres años como Directora Regional del entonces Sernam –actual SernamEG-, cargo al que renunció para dedicarse al sector minero.

EXALUMNA

¿Qué se siente pertenecer a la comunidad de ex alumnos de la universidad de Atacama?

“Esta Universidad que está cumpliendo 37 años, todos sabemos que tiene una enorme trayectoria en la Minería y una destacada labor desde el Siglo XIX. Por lo tanto, yo me siento muy orgullosa de haber tenido la oportunidad de cursar Derecho en esta Casa de Estudios, ya que soy de la primera generación cuando se creó la Carrera de Derecho. Así que estuvimos haciendo camino al andar. Ha sido muy gratificante y he tenido la oportunidad de estar siempre ligada a la Universidad, de distintas formas, así que le tengo mucho cariño a la UDA”.

De acuerdo a su trayectoria y a su opinión ¿Cómo ve la comunidad a nuestros titulados?

“Yo creo que existe una muy buena opinión de los titulados de la Universidad de Atacama. Nosotros podemos encontrar ingenieros, profesores, abogados en distintos puestos que han ido desarrollándose de manera muy exitosa en la región y otros lugares del país. Y en general hay una buena percepción de los egresados de la UDA”.

RESCATE DE LOS 33

Recordamos su labor como líder regional en la búsqueda y rescate de los 33 mineros. ¿Cómo fue ése momento?

“Literalmente en todo el mundo vivimos de manera muy especial esta experiencia. Yo me enteré de lo que ocurría en la Mina San José la noche del 5 de agosto, a eso de las 7 u 8 de la tarde. Venía llegando desde Santiago y en el aeropuerto me estaban esperando y me informaron de lo que había ocurrido. En ese momento se hablaba de 27 personas atrapadas, pero con el correr de las horas supimos que eran 33 y fue un momento de mucha tensión, de mucha preocupación de imaginarnos todo lo que venía por delante, todo el tiempo que esto iba a implicar y que gracias a Dios tuvo un final feliz”.

Fueron diferentes momentos en que los canales de TV transmitían las 24 horas y los espectadores estaban atentos a cualquier novedad. Ustedes como Intendencia, como Gobierno no podían bajar los brazos. ¿Sintieron en algún momento que la batalla estaba perdida?

“Efectivamente había un cúmulo de emociones y de situaciones en concreto. Al Inicio ocurrieron algunos hechos, como cuando salió un error con la chimenea, en que era más difícil pensar en tener una noticia positiva. Creo que teníamos una mezcla de esperanza, de mucho compromiso, viendo el esfuerzo de las familias, lo que estaban viviendo y sintiendo en ese momento, y eso nos daba mucha fuerza. Por supuesto en algunos momentos nosotros estábamos más optimistas que en otros, pero finalmente el resultado fue el que conocemos todos”.

¿Cómo fue el momento que todos vimos por televisión, al que era Ministro de Minería Laurence Golborne quebrarse?

“Fue un momento difícil para todos quienes habíamos estado pensando que esa era una alternativa para rescatarlos dentro de tres o dos días y medio de lo que había ocurrido y al ver que la chimenea se había cerrado, que no había posibilidades…El ministro nos comentaba como fue ese momento en que se quebró al mirar a las familias y a sus hijos e hijas que estaban ahí con toda la esperanza tratando de recibir un mensaje positivo no dar buenas noticias era muy complejo. Sin embargo fue una tónica dentro de la búsqueda y el rescate, ser muy transparentes con las familias contando si las cosas iban bien o mal. De ahí pudimos sacar muchas lecciones importantes para la vida de todos”.

Nos preguntábamos como espectadores interesados siguiendo lo que ocurría con estas personas atrapadas si estaban vivos o no. Todos queríamos que estuvieran todos vivos, pero comenzaron a aparecer una serie de rumores a través de redes sociales y WhatsApp que comenzó a confundir a la comunidad.

“Por eso era importante comunicar lo que estaba realmente ocurriendo. Sin generar falsas expectativas y dando cuenta de lo que ocurría cada día cada minuto y los esfuerzos que se estaban realizando. Pero que implicaba lo que el propio Ministro describía como un tobogán de emociones, en que de pronto estábamos muy optimistas y de pronto bajaba”.

Copiapó se transformó en una fiesta cuando supimos que estaban vivos, cuando el ministro de Minería lo comunicó ¿Cómo fue ese momento?

“Creo que fue uno de los momentos más emocionantes de mi vida. Efectivamente habíamos estado involucrados unos 17 días, poniéndonos en el lugar de las personas que estaban atrapadas, pero también de las familias. Y el poder conocer esa noticia nos hizo estallar en lágrimas. Hubo mucho agradecimiento, mucha emoción y alegría. Sentíamos que había ocurrido un milagro y estábamos con la fuerza y el empuje para la otra etapa. Sinceramente ha sido una de las experiencias más importantes y felices el poder vivir ese minuto”.

Recibir el mensaje de los 33 mineros atrapados dentro de la Mina San José es sin duda un momento memorable.

Además de todo lo que ocurrió, de las emociones y de la vida, que era lo más importante. El poder ver que la vida no tenía precio. Hacer todos los esfuerzos por traer de vuelta a esas personas, lo que nos permite hasta el día de hoy el poder sentirnos orgullosos como país, pero también sentirnos orgullosos de la minería en Chile, de todo lo que se hizo y poder demostrarle al mundo este país minero con éxito y como ingenieros de la Universidad de Atacama.

Tanto el momento que recibimos la noticia de que los mineros están vivos como cuando ellos cantan el himno nacional y después, al finalizar el rescate el último minero en ser rescatado, Luis Urzúa también se canta la canción nacional y vemos al presidente Piñera muy emocionado.

“Estábamos celebrando el Bicentenario y todos con esta sensación de celebración muy a flor de piel, pensando que en la superficie se cantaba el himno nacional y que dentro de la mina los 33 también estaban cantando, era muy emotivo”.

Este proceso de búsqueda y rescate de los 33 mineros ¿marcó un antes y un después en su vida?

“Ciento por ciento. Todos los que estuvimos ahí en distintos roles creemos que lo que ocurrió nos hizo ver la vida de una forma distinta, más allá de todos los aspectos técnicos de la seguridad minera -que es muy importante-.Como seres humanos sentimos que fue la esperanza al vivir ciertos valores que de pronto el trabajo en equipo, que a veces puede uno estar en sus labores diarias y de pronto recuerda momentos y los aplica. Porque se vivieron momentos y valores muy importantes. Todavía veo las imágenes y me emociono”.

IMÁGENES