Estudiante de la UDA: Cuando el talento rompe fronteras y comienza a cambiar el ambiente en Atacama

Risonancia 16Diego Aguilera Ángel, estudiante de la carrera de Enfermería de la Universidad de Atacama (UDA), fue reconocido recientemente como uno de los mejores líderes de la región, luego de ser escogido por la comunidad, debido a la actividad comunitaria que realiza e impacta en la ciudadanía: La Risonancia.

El Diario de Atacama en conjunto con Kinross y Atacama Kozan, quisieron destacar a los líderes que potencian la región en el evento “Líderes de Atacama 2018”, y en esta oportunidad, Diego Aguilera Ángel, estudiante de la carrera de Enfermería de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UDA, fue uno de los jóvenes que recibió el estímulo, escogido por la comunidad por su aporte a través del proyecto de Risonancia.

En la oportunidad, postularon 66 personas que se destacaban por distintas instancias que entregaban un aporte significativo a la comunidad. Se hicieron diversos procesos de selección y quedaron 10 jóvenes líderes de Atacama. “Fue una sorpresa como todo este tipo de cosas, que uno no se espera. Estoy contento y feliz porque lo que estoy haciendo ha resultado útil para la comunidad, y que la comunidad lo reconozca así, es positivo”, manifestó el joven estudiante universitario.

“Este es un reconocimiento muy importante para mí, dado que este proyecto lo iniciamos con tres amigos y cada vez más gente nos está conociendo y se está sumando a nuestro movimiento. Ahora hay más gente interesada”, destacó Aguilera, puntualizando en que “ahora somos una agrupación de 15 personas de todas las carreras de la Universidad de Atacama. Esto nos indica que estamos haciendo lo correcto y que vamos por buen camino”.

PAYASO DE HOSPITAL

En el laboratorio Agrupación Risonancia “experimentamos y utilizamos la técnica del clown, del payaso de hospital, para intentar de una forma, como objetivo macro, cambiar este ambiente negativo que hay en los hospitales. Si bien, son lugares para recuperarse y mejorar la salud, siempre hay un aura negativa que hace que uno nunca quiere estar ahí y cuando lo estamos, lo pasamos mal. Intentamos con el sentido del humor y el juego, cambiar esa atmosfera no solo de los pacientes sino que también del personal que trabaja en el hospital”, concretó Diego Aguilera.

IMÁGENES