Biotecnología y caracterización genética: la innovadora apuesta de investigadores de la UDA Sede Vallenar para proteger a nuestras abejas

Proyecto Abejas Investigacion 01La iniciativa cuenta con recursos del Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC, del Gobierno Regional de Atacama, con aportes de la Universidad de Atacama y con la participación del sector apícola, a través de las agrupaciones de los Valles de Copiapó y del Huasco.

Varias eran las inquietudes de los apicultores del Valle del Huasco y de Copiapó al momento de reunirse con investigadores de la Universidad de Atacama. Estaban ansiosos de conocer los detalles de un proyecto que a todas luces irá en beneficio del rubro, ya que busca proteger, sanar, estudiar y hasta caracterizar a sus más preciadas aliadas: las abejas.

Ambas citas fueron convocadas por académicos y profesionales de la Sede Vallenar de la Universidad de Atacama, en el marco de la primera etapa del Proyecto FIC “Desarrollo de biotecnología de sanitización y producción de abejas, innovación para el mejoramiento de procesos asociados a la apicultura”, iniciativa que cuenta con aportes del Fondo de Innovación para la Competitividad, FIC, del Gobierno Regional de Atacama gracias a la confianza que el Consejo Regional de Atacama tiene con la Casa de Estudios Superiores.

“Me parece un proyecto muy bueno, necesitábamos algo así. En varias oportunidades hemos quedado sin abejas, porque aún hay cosas que no sabemos cómo solucionar. Con este proyecto, se nos abren nuevas posibilidades de aprender del cuidado de nuestras colmenas y también conocer cómo mejorar el negocio”, destacó Dionisio Leiva, apicultor del Valle del Huasco.

En este contexto, Yerko Reyes, académico de la Sede Vallenar de la Universidad de Atacama y director del Proyecto señaló que “el objetivo es apoyar el buen desarrollo de la apicultura de la Región, principalmente en dos áreas que hoy afectan a sus abejas y sus procesos; por eso es fundamental trabajar con los productores de Atacama, los principales invitados a la ceremonia de lanzamiento del Proyecto a realizarse próximamente en la comuna Alto del Carmen”, indicó.

El investigador detalló que “por una parte, buscamos proteger a las abejas del Varroa Destructor, un parásito con un enorme poder destructivo que ataca la masa corporal (peso) de las abejas adultas; y por otra, haremos una caracterización genética que permitirá manipular y producir genotipos de abejas adaptadas a la realidad regional, ya sean polinizadoras o mieleras, pero sobre todo con un alta resistencia al ácaro varroa”, explicó.

Para Reyes, la iniciativa se realiza con un claro enfoque productivo. “Tenemos el desafío de instalar conocimiento y experticia para un nuevo nicho de negocio (exportación de abejas reinas fecundadas al extranjero) para los apicultores ya establecidos. La idea es mejorar los ingresos de nuestros beneficiarios con esta actividad complementaria a la extracción de miel y productos asociados”, explicó.

Peligrosa plaga

Varios son los estudios y propuestas científicas para combatir al Varroa Destructor. Este ácaro es pariente de las garrapatas, un ectoparásito que se aloja en el insecto y absorbe los nutrientes desde su hemolinfa, disminuyendo su masa corporal (peso), destruyendo colmenas completas, generalmente en invierno.

De acuerdo a la Oficina Internacional de Epizootia, OIE, hacia el año 1991 Chile no registraba la enfermedad llamada Varroasis transmitida por el ácaro. Sin embargo, dos años después se presentaron casos entre la I y X región, ratificándose la condición de enfermedad exótica. En 25 años varias son las Universidades y Centros de Investigación en el país preocupadas en proponer distintas soluciones a esta grave problemática.

Para Bernardo Sepúlveda, doctor en biología del CRIDESAT-UDA y parte del equipo de investigadores del Proyecto, “existen diversos métodos o propuestas para controlar la varroa, algunas mediante acaricidas del tipo orgánico. De todos modos, no existe un consenso en el uso de pesticidas o acaricidas ante la posibilidad de contaminación de la miel o cera o la resistencia al químico por una mala dosificación o tiempo de exposición”, explicó.

El Dr. Sepúlveda explica que para combatir al ácaro debe ser estudiado al igual que nuestras abejas. “El proyecto plantea necesaria esta caracterización para la Región, partiendo de la hipótesis que a pesar que la abeja sea de una misma especie pueden existir diferencias morfológicas o de comportamiento que incidan en la infección de la varroa”.

Caracterización genética

Uno de los principales problemas de los pequeños apicultores de la Región de Atacama, es que la mayoría de sus colmenas presentan algún grado de infección por el mencionado parasito varroa. Además, el cruce reiterado entre las abejas de un mismo apicultor, ha generado que las abejas vayan perdiendo algunas características funcionales como ser melíferas o polinizadoras.

Cabe destacar el actual escenario de la producción apícola. El “Diagnostico Regional de Apicultura en Atacama” realizado por la Dirección Regional de CONAF Atacama y presentado en el Seminario ‘Apicultura en el Desierto’, indicó que “en la región existen aproximadamente 70 apicultores y apicultoras, los que comercializan su producto a escala local. Esta actividad es desarrollada por mujeres en un 32% y por hombres en un 68%. A su vez, la producción de miel, polen y propóleo en Atacama alcanza los 17.342 kilos totales, las mayores productoras son las comunas de Alto del Carmen con un 43% y Copiapó con un 30%”.

En el Seminario se destacó la importancia de la denominación de origen en el rubro apícola. Según el presidente de la Federación Latinoamericana de Apicultura, Misael Cuevas, presente en dicha jornada, “el desierto de Atacama le puede dar un valor agregado a los productos que provienen desde las abejas. Esa orientación a la caracterización de los atributos de las mieles que pueden salir de esta zona es muy importante para sacarle una imagen que proyecta el país de nuestra apicultura”, señaló.

El Proyecto considera la especial situación de los apicultores y las condiciones propias de Atacama, de allí que realizará, por una parte, una caracterización de las abejas y del acaro de la varroa y por otra, un prototipo que permitirá incubar abejas de forma controlada durante todo el año, de manera de optimizar los recursos según la realidad regional.

“Tenemos la certeza que esta iniciativa contribuye al mejoramiento de procesos asociados a la apicultura de la Región, mediante el desarrollo de biotecnología óptima de sanitización y producción de genotipos adecuados de abejas para el desierto, lo que se realizará mediante la caracterización de las abejas de la zona y la producción de una metodología de trabajo”, concluye el académico y director del proyecto, Yerko Reyes.

IMÁGENES