CTA UDA desarrolla proceso de inducción a la vida universitaria dirigido a nuevos estudiantes

DSC 1262“El CTA, dentro de sus procesos, lo primero que hace es una inducción a la vida universitaria y para eso, aplicamos en período de matrícula un diagnóstico a todos los estudiantes, el cual va relacionado con lo que las facultades y carreras solicitan para elaborar su perfil de ingreso”, indicó la Directora del Complejo Tecnológico de Aprendizaje, Viviana Tesmer Orellana.

Son cientos de nuevos estudiantes que ingresaron a la Universidad de Atacama en el 2018 y que en la actualidad, a cargo del Complejo Tecnológico de Aprendizaje (CTA), se encuentran en el proceso de inducción a la vida universitaria con la idea de situar al profesional en formación en la nueva etapa académica que definirá su futuro.

“El CTA, dentro de sus procesos, lo primero que hace es una inducción a la vida universitaria y para eso, aplicamos en período de matrícula un diagnóstico a todos los estudiantes el cual va relacionado con lo que las facultades y carreras solicitan para elaborar su perfil de ingreso”, indicó la Directora del Complejo Tecnológico de Aprendizaje, Viviana Tesmer Orellana, agregando que “una vez que aplicamos los diagnósticos, algunas facultades nos solicitaron trabajar previamente con los estudiantes, es por eso que al inicio de marzo comenzamos con la Facultad de Ingeniería, Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales y la Facultad de Ciencias de la Salud”.

En la oportunidad, los talleres que se impartieron fueron los de habilidades comunicativas, matemática, química, biología y los test psicoeducativos, es decir, estilos de aprendizaje y canales sensoriales.

Durante el año, el CTA continuará con el proceso de reforzamiento en las asignaturas críticas y con el apoyo psicoeducativo que tiende a desarrollar mejores habilidades para afrontar la vida universitaria con éxito, “es decir, técnicas de estudios, planificación estratégica, manejo de la ansiedad, hábitos que deben tener para poder insertarse correctamente, y también, los apoyos psicológicos, psicopedagógicos y vocacionales que muchos de ellos requieren”, concretó Tesmer.

IMÁGENES