Importante geólogo de Huelva realizó charla sobre geomorfología en Copiapó

IMG 0618El profesional Dr. Joaquín Rodríguez Vidal, catedrático de la Universidad de Huelva (España), mostró cómo una rama de la geología nos ayuda a comprender el paisaje en el que vivimos.

En las dependencias del Museo Mineralógico de la Universidad de Atacama, el Dr. Joaquín Rodríguez Vidal, académico de la Universidad de Huelva (España), expuso el cómo la geormofología, una rama de la geología, ayuda a comprender los distintos paisajes habitados, los procesos que han construido el pasado y cómo se puede utilizar para predecir su actuación en el futuro.

El profesor que afirma que “Atacama es como un libro abierto en el que se puede estudiar geología”, cuenta con una amplia experiencia investigadora en la geología del Cuaternario, el período geológico más reciente. También, está participando como colaborador internacional en el proyecto FONDECYT de la investigadora Dra. Tatiana Izquierdo Labraca de la Universidad de Atacama, y que tiene como objetivo el estudio de las inundaciones del Río Copiapó. “El estudio del registro geológico, nos va a revelar el comportamiento del río en los últimos miles de años. Así podremos saber la frecuencia o la recurrencia en la que se han producido las inundaciones durante tiempo geológicos recientes, así como si los últimos eventos del 2015 y 2017 son comunes en el registro o son una anomalía climática”, manifestó la Dra. Izquierdo.

Los resultados, en conjunto con el estudio de documentos históricos y del registro instrumental de precipitaciones y caudales, permitirá al equipo, del que también forma parte el geólogo investigador de la Universidad de Atacama, Dr. Manuel Abad, permitirá elaborar mapas de peligrosidad para las poblaciones situadas a lo largo del cauce del río basado. Estas cartografías reflejarán las áreas más expuestas a inundaciones, considerando el comportamiento del sistema fluvial, no solo en tiempos históricos, sino también durante los últimos miles, lo que permitirá ampliar el conocimiento del funcionamiento del río y del valle. “Esos mapas delimitarán zonas con distintas probabilidades de inundación, es decir, son una herramienta para identificar zonas críticas en las que se puede intervenir con medidas de mitigación”, indicó la investigadora responsable del proyecto, Dra. Tatiana Izquierdo.

Ya los primeros resultados del proyecto fueron presentados en la Asamblea General de la EGU (Unión Europea de Geociencias), celebrada en Viena (Austria), junto con otros trabajos resultantes de las líneas de investigación del grupo de Recursos Hídricos y Geología del Cuaternario de Atacama de la Universidad de Atacama y que se enmarcan dentro de las líneas de riesgos geológicos, geomorfología y análisis de procesos geológicos peligrosos que vienen desarrollando sus miembros en los últimos años.

IMÁGENES