Gestión de la Felicidad como herramienta de Desarrollo Organizacional

IMG 9802Por José Luis Silva Munar
Académico Departamento Ingeniería Comercial
Universidad de Atacama

El día 20 de esta semana, se celebró el Día Internacional de la Felicidad, declarado así por la Organización de Naciones Unidas en el afán de impactar en la vida de las personas.

Los objetivos de celebrar este día están designados en un proyecto presentado en la Asamblea General para adoptar el sentido de transformar el mundo en una agenda con una mirada al año 2030, para el Desarrollo Sostenible.

Los objetivos han sido claros en cuanto a estimular acciones concretas que estén alineadas a las personas, con el objeto de poner fin a la pobreza y el hambre, y que las personas puedan desarrollar sus potenciales con dignidad e igualdad y en un medio ambiente saludable; alineado a la protección del planeta, contra la degradación, el consumo y la producción sostenible, la gestión sostenible de sus recursos naturales y acciones para mitigar las consecuencias del cambio climático; Y por último, la prosperidad donde las personas puedan disfrutar de una vida próspera y plena, para que el progreso económico, social y tecnológico vaya desarrollándose en armonía con la naturaleza. (Naciones Unidas, 2015).

Es interesante saber que en muchas organizaciones se celebró este día, pues se ha ido incorporando en nuestras agendas. ¿Pero qué es felicidad? De acuerdo al diccionario de la RAE, es un estado de grata satisfacción espiritual y física, entonces, ¿por qué no se puede gestionar en las organizaciones? Claro que sí se puede y ya se está haciendo.

Según Ignacio Fernández, la felicidad organizacional es la capacidad de una organización para ofrecer y facilitar a sus trabajadores las condiciones y procesos de trabajo que permitan el despliegue de sus fortalezas individuales y grupales, para conducir al desempeño hacia metas organizacionales sustentables y sostenibles, construyendo un activo intangible difícilmente imitable.

En este sentido, el departamento de Ingeniería Comercial cuenta con un Plan de Felicidad desde el año 2016 y ha sido una experiencia diferente. Tiene objetivos claros, pues lograr ambientes de bienestar es un trabajo complejo, pero no difícil de realizar. A lo mejor, apoyándonos en Ignacio Fernández, lograr que el trabajo tenga un sentido, un buen manejo de relaciones, un conjunto de emociones positivas, compromiso, logros a través de metas que se puedan conseguir. Esta semana, celebramos con un almuerzo como parte del ese plan.

Pero no sólo hemos hecho eso. Hemos guiado tesis de la temática instaurando en los alumnos un área que antes se les negaba a los ingenieros. Además, estamos preparando artículos de investigación, y lo que es más importante, el Departamento lleva dictando la asignatura de Gestión de la Felicidad desde hace más de 4 años. Es un área que nos interesa, la generación de ambientes de bienestar.

IMÁGENES